Un total de veinte sectores de la capital se encuentran afectados por la falta del servicio de agua potable debido a la complejidad de los terrenos donde se encuentran asentados: sitio altos, donde el bombeo presenta dificultades.

Sin embargo, la necesidad de la población está siendo paliada parcialmente con las acciones que realiza la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) a través del abastecimiento del vital líquido haciendo uso de cisternas.

En esta ocasión, los equipos de distribución de Enacal se hicieron presentes a los sectores La Bolsa y Monte Verde en la comarca Chiquilistagua, cerca de la carretera vieja a León, para abastecer del líquido a más de 200 familias, las que por razones topográficas no cuentan con el servicio durante mucho tiempo.

“Estamos trabajando en un proyecto que mejorará la distribución por la vía de la red, mientras se desarrolla esta mejora estamos haciendo llegar agua potable a los habitantes de estos sitios a través de cisternas, dos veces a la semana venimos hasta acá para brindarles la cantidad de agua necesaria”, señaló Humberto Cornejo, Gerente de Operaciones de Enacal.

Solo en la el municipio de Managua, Enacal ha dispuesto de cinco cisternas, las que están brindando asistencia a las familias de los lugares donde el servicio es mínimo, situación que se incrementa durante la temporada seca. Los pobladores de la Bolsa y Monte Verde, aunque no dudan en expresar su inconformidad, agradecen el apoyo de la empresa e instan a la población a realizar un buen manejo del recurso para que llegue a todos los sitios.

“Hace más de un mes estamos teniendo el problema del agua, sabemos que durante esta temporada es más frecuente la situación, por eso le pedimos a quienes viven en el sector de la carretera a que no la desperdicien para que los que vivimos en la parte más alta logremos recibir el servicio. La verdad es que con el agua que nos trae Enacal logramos resolver un poco nuestras necesidades”, señaló Laura Martínez.

“Muy buena la iniciativa de traernos agua, aunque sea a través de cisternas, ya que en la tubería no tenemos, sabemos que en los sectores más altos es mayor la dificultad del servicio por eso hacemos el llamado a quienes tienen agua que no la desperdicien, porque así como hoy nosotros estamos careciendo del servicio, ellos el día de mañana pueden vivir esta misma situación debido a la falta de responsabilidad”, expresó Patricia Leiva.

De manera coordinada entre la empresa distribuidora y la población, se están elaborando las programaciones para el abastecimiento del líquido, el cual es fundamental para la limpieza e higiene de los hogares nicaragüenses.