La gratuidad de la educación de calidad y con calidez ha sido uno de los pilares del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional desde enero de 2007, brindando mayores accesos a los espacios educativos a millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, además de crear mejores condiciones para que estos reciban el pan del saber.

Dentro de esta política de acceso a la educación, el Gobierno Sandinista ha venido promoviendo la educación inclusiva con espacios para las personas con discapacidad en los cursos regulares de los distintos centros públicos del país.

En el Colegio Público República de Argentina, del Distrito VI de Managua, un total de seis estudiantes con algún tipo de discapacidad cursan sus estudios de preescolar, primaria y secundaria contando con el apoyo de sus maestros y compañeros de clases para asimilar de mejor manera los contenidos educativos.

“Todos estos niños vienen desde primaria aquí (este centro educativo), no son nuevos, no vinieron ayer y ni el año pasado, sino que ellos han estudiado aquí desde preescolar, entonces desde preescolar se va viendo la deficiencia de ellos o la poca capacidad que tienen para integrarse a sus problemas educativos y los hemos remitido a los compañeros del Melania (Morales) que vienen aquí porque tenemos la asistencia de (la Escuela Especial Melania Morales), ellos los evalúan y les llevan el seguimiento a lo largo del año a los niños”, expresó la directora del Colegio Público República de Argentina, profesora Sobeyda Vega.

La educadora señaló que a cada uno de estudiantes se les da un seguimiento especial para ayudarlos a su adaptación al mecanismo de aprendizaje regular, basados en la metodología de la Escuela Especial para que estos se sientan apoyados en el centro por sus compañeros de clase, pero esa es una tarea que debe continuar en los hogares donde los padres de familia también deben brindar su aporte al proceso educativo de los niños y niñas con discapacidad.

Francis María Lazo Suarez es una de las jovencitas que dentro de sus dificultades de aprendizaje se ha mantenido firme en sus estudios y hoy cursa el séptimo grado en el Colegio Público República de Argentina, donde con el apoyo de sus maestros y uno que otro de sus compañeros y compañeras de clases ha aprendido lo necesario de su currículo escolar, cumpliendo cabalmente con sus asignaciones académicas.

Cristian Malespín, profesor de Francis, afirmó que la educación para estos niños es un tanto personalizada, trabajando sobre todo el aprendizaje significativo enfatizando sus problemas de atención apoyados en la metodología presentada por algunos libros de texto se les facilita el aprendizaje dado que a través de ellos los estudiantes con dificultades de aprendizaje y puedan identificar el concepto de los temas abordados en la clase.

“Este proyecto de los libros ha venido a ser un elemento fundamental para el desarrollo de algunos muchachos que tiene capacidades diferentes, entonces nosotros trabajamos de una forma personalizada, trabajan con sus textos, analizan un poco y en el caso de estas niñas estamos siempre supervisándolas, apoyándolas y ver que puedan construir su conocimiento socializando con los demás compañeros y en caso de tener alguna dificultad nos consultan a nosotros los maestros, se apoyan de sus textos y de algunos compañeros que pueden facilitarle la información que necesitan”, añadió Malespín.

Elizabeth Centeno Pérez, también estudiante de séptimo grado y amiga de Francis, aseguró que como compañera de clases tiene la disposición de ayudarle en sus tareas, asistirla en lo que ella necesite sobre cada una de las clases que van recibiendo a diario respondiendo sus dudas e inquietudes.

En el Colegio Público República de Venezuela, en el Distrito VII de la capital, se han integrado otros niños y niñas que presentan alguna deficiencia de aprendizaje que con el apoyo de sus maestros han venido superando.

“En todas las modalidades y turnos nosotros tenemos a niños con alguna deficiencia y la verdad es que desde hace muchos años hemos atendido estas dificultades de aprendizaje, aunque ahora tenemos mejores herramientas desde que el Ministerio de Educación ha estado preparando a los docentes porque teniendo mejores técnicas hay una mejor atención para los niños y eso ha venido enriquecer no solo la estrategia del docente, sino también la misma atención del niño, la inducción, la sociabilidad en el aula de clases […] y trabajando con los padres de familia también”, manifestó Mercedes Altamirano Mendoza, directora del centro.

Altamirano enfatizó la importancia del involucramiento de los padres de familia en el proceso educativo de los niños con dificultades de aprendizaje, aunque desde el Ministerio se continua impulsando la capacitación y preparación de los docentes, lo que se multiplica en los demás docentes del Colegio.

“Hasta el momento (los niños) tienen un buen desarrollo, algunos son más lentos porque existe la dificultad de que algunos niños transcriben de la pizarra al cuaderno pero no saben leer, entonces es una dificultad […] esta es una responsabilidad compartida, somos tres aquí: alumno, padre de familia y maestro, las cinco horas que pasan aquí no bastan para que el niño pueda superar estas dificultades”, declaró Raúl Antonio Velázquez, profesor del II Ciclo (tercer y cuarto grado) del Colegio República de Venezuela.