Tras el devastador terremoto magnitud 7.9 ocurrido el sábado en Nepal, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, destacó la importancia de continuar fortaleciendo el sistema de alerta preventiva ante este tipo de fenómenos naturales.

La Compañera afirmó que ya van más de 4 mil fallecidos producto del sismo, aunque aún no hay un registro final debido a que todavía se reportan personas atrapadas en Katmandú. El sismo ha dejado fallecidos también en China e India.

Rosario manifestó que hasta el momento van 43 réplicas del movimiento principal.

Durante su alocución a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades, destacó una nota facilitada por el compañero Saúl Arana acerca de un grupo de expertos que hace una semana estuvieron en la capital nepalí, donde se preveía un sismo de gran magnitud, lo cual desató preocupaciones debido a la aglomeración poblacional y a la gran cantidad de construcciones antiguas (patrimonio de la Humanidad).

“Como siempre las conclusiones pues ayudan en el sentido de hacernos ver a todos que tenemos que mantener un sistema de vigilancia, un sistema de alerta preventiva, un sistema de organización, y sobre todo estar todas las personas, las familias que vivimos en lugares altamente sísmicos, de riesgo sísmico muy alto, preparados, conscientes, organizados, despejando las salidas”, dijo Rosario.

Recordó que los científicos han subrayado que no son los sismos los que provocan las pérdidas de vidas sino las malas edificaciones.

“El llamado nuevamente frente a cada uno de estos episodios, estos eventos, es a prepararnos mejor en nuestras casas, en nuestros hogares, tener nuestras salidas de emergencia ubicadas, despejadas y estar atentos a todas las indicaciones que se den desde las autoridades que en cada municipio a nivel nacional están dedicadas a fortalecer capacidades”, explicó.

En este sentido, afirmó que el doctor Guillermo González, asesor presidencial en Gestión de Riesgos, continúa realizando capacitaciones en todo el país, incluso con las instituciones del Estado, para responder en tiempo y forma ante cualquier emergencia

La Compañera sostuvo que es necesario estar vigilantes de lo que sucede en el mundo, porque estos sismos son indicadores que pueden, por ejemplo, desatar tsunamis.

“Hemos aprendido a manejar estas situaciones, estas experiencias y sabemos que lo más importante es tomar conciencia, mantenernos informados, no descuidarnos, seguir las indicaciones al pie de la letra de todas nuestras instituciones dedicadas a la protección de la población frente a estos riesgos con los que tenemos que convivir”, puntualizó Rosario.