Los muertos en el terremoto del sábado en Nepal suman ya 2.357 y los heridos superan los 6.000, según las últimas cifras facilitadas por el Ministerio del Interior del gobierno nepalí.

Una fuente del Centro Nacional de Operación de Emergencia indicó a Efe que la cifra exacta de heridos es de 6.237.

El portavoz de la Policía, Kamal Singh Bam, ha precisado que estas cifras contabilizan las víctimas confirmadas hasta las 14:15 horas locales de este domingo, informa el portal de noticias local eKantipur.

El grueso de los daños se han producido en las zonas residenciales más antiguas de la capital, Katmandú.

El Gobierno nepalí ha declarado crisis nacional y ha establecido un fondo de 500 millones de rupias nepalíes (casi 4,52 millones de euros) para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas.

Asimismo, ha solicitado la colaboración de todos los sectores de la sociedad para hacer frente a la tragedia.

Réplicas

Este domingo se han registrado varias réplicas, incluida una de 6,7 en la escala Richter que se ha dejado sentir también en el norte de India, incluida su capital, y que ha ocasionado nuevas avalanchas en el Himalaya, según han informado montañeros.

"No hay ninguna manera de que podamos predecir la intensidad de las réplicas así que la gente tiene que estar alerta en los próximos días", ha prevenido el director de la oficina meteorológica de India, L.S. Rathore, citado por Reuters.

Por otra parte, las agencias humanitarias han alertado de que los hospitales del valle de Katmandú están sobrepasados y se están quedando sin suministros médicos.

Según Peter Olyle, de Save the Children, los hospitales apenas tienen ya espacio para almacenar los cuerpos y están agotando sus suministros de emergencia.

"Es necesario que el Gobierno tome la decisión de enviar kits del Ejército", ha comentado desde Katmandú.