Con el fin de mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de las familias del barrio “David Salazar” del municipio de San Juan de Oriente, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Nuevo FISE, instaló 45 inodoros en igual número de viviendas de esa localidad del departamento de Masaya.

Está obra se desarrolló bajo la modalidad de Proyectos Guiados por la Comunidad (PGC), lo que permitió que se capacitara a 40 jefas y jefes de familias en temas de organización, salud, ambiente y género, y en el mismo se invirtió un monto superior a 1 millón 649 mil córdobas en aras de restituirles el derecho a una mejor calidad de vida a 300 habitantes de dicho barrio.

Celia López Medina, habitante del sector, manifestó que la instalación de los 45 inodoros en las viviendas del barrio es motivo de mucha alegría para sus protagonistas, porque el Gobierno Sandinista les ha hecho posible su sueño de ir mejorando su calidad de vida y gozar de servicios de saneamiento, que por la falta de recursos económicos no habían podido instalar por su propia cuenta.

“Es una cosa que nunca lo habíamos tenido y hoy nos sentimos muy agradecidos con Dios y con el Gobierno porque nos han traído este proyecto que vendrá a cambiar nuestras vidas, porque tendremos una mejor cuidado de salud, nos dará mejores condiciones”, expresó Juan José Gutiérrez.

Saúl Carballo afirmó que este proyecto representa un gran beneficio y restitución de sus derechos como pobladores porque les brindará mejores condiciones sanitarias.

“Es una mejora en saneamiento que viene a beneficiar tanto a adultos como niños, un progreso para la comunidad, para nosotros como pobladores que tendremos mejores condiciones y más higiene en nuestras casas”, comentó Ana María Nicoya.