La problemática por la falta de agua potable de algunos barrios aledaños al Hospital Bertha Calderón fue superada la mañana de este jueves, cuando la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) sustituyera el antiguo pozo de bombeo del vital líquido instalado en este centro asistencial de referencia nacional.

“Una obra más que ejecuta el Gobierno de Nicaragua presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, un pozo con una capacidad (de bombeo) de 798 galones por minuto, el pozo (anterior) se había construido hace 28 años ya requería de sustitución y con esta nueva obra venimos a beneficiar a más de 1,350 familias de los barrios Pablo VI, El Pilar, Andrés Castro, Colonia Independencia, entre otros”, expresó Elí Escorcia Cardoza, funcionario de Enacal.

Escorcia detalló que en este proyecto se invirtió una suma superior a los 3 millones de córdobas, con fondos provenientes de un préstamo del Banco Interamericano (BID) y una contrapartida del Tesoro Nacional, a través del cual se garantizará 24 horas del suministro de agua en los barrios cercanos al hospital.

Cándida Rosa Calderón, habitante del barrio Erlinda López, valoró positivamente la ejecución de este proyecto de reemplazo del antiguo pozo en aras de garantizar el agua potable en todas las viviendas durante las 24 horas del día, superando de esa manera la deficiencia del fluido de hasta 12 horas que antes tenían que enfrentar.

“Antes no había agua, mucho se iba el agua, no podíamos ni bañarnos a veces porque el agua se iba, pero el Gobierno se está preocupando por los pobres y nos está trayendo beneficios con este tipo de proyectos”, dijo Calderón.

Nury Pavón aseguró con este nuevo pozo de bombeo ya no perecerán por la falta de agua en sus viviendas, en el barrio dado que el suministro del vital liquido se daba por poco tiempo y en muchas ocasiones se veían en la obligación de madrugar para poder almacenarla, pero ahora tendrán mucha más tranquilidad porque el agua llegará a sus viviendas las 24 horas.

Cabe destacar, que además de garantizar el agua potable en cada uno de los barrios cercanos al Hospital, el nuevo pozo contribuirá a mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de los pacientes y trabajadores de la salud de dicho centro.