Haciendo un llamado al cuido y preservación de los recursos naturales, la Universidad Nacional Agraria (UNA) en conjunto con instituciones de Gobierno y organismos no gubernamentales, se conmemoró este 22 de abril el 45 Aniversario del Día Mundial de la Tierra.

“La reflexión principal es para nosotros, para cada quien, algo personal, creo que todos podemos contribuir, muchas veces pequeñas cosas como no tirar el agua (porque) hay gente que riega hasta el pavimento, ahorrar energía, no tener el aire acondicionado encendido si nos estamos congelando poniéndonos suéteres, creo que todos podemos poner un granito de arena, si todos contribuimos creo que ayudamos a reducir los impactos de gasto energético, del abuso del recurso agua y también para el manejo del suelo también hay prácticas que se pueden implementar”, expresó Matilde Somarriba, Decana de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente de la UNA.

Somarriba explicó que en aras de hacer ese llamado de alerta, tanto a los estudiantes, personal académico y la ciudadanía nicaragüense para velar por la Madre Tierra y en ese sentido se han desarrollado una serie de conferencias sobre el tema de suelos.

“Hay que hacer esfuerzos y muchas de las presentaciones están dirigidas a este tema de cómo proteger, conservar y promocionar nuestros recursos naturales, especialmente en este caso el suelo y el agua”, declaró Luis Mejía, investigador de temas de Seguridad Alimentaria de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Mejía detalló que entre las temáticas abordadas destaca el manejo sostenible, practicas de agricultura, de conservación, rotación de cultivos, almacenamiento de agua, incorporación de materia orgánica al suelo, la no quema, practicas sencillas que no requieren de grandes inversiones, únicamente de estar conscientes que no solamente es obtener la parte de la producción, sino no dañar o deteriorar nuestros recursos naturales, el suelo y el agua.

“Es importante señalar que la población en el 2050 va a ser de 9 mil millones de habitantes y lógicamente ello nos conlleva que nuestra producción pueda incrementarse hasta un 50% y de ahí viene la importancia de proteger y resguardar nuestros recursos naturales porque son la base de la producción de los alimentos para la población”, señaló Mejía.

La autoridad académica de la UNA recodó que el problema del cambio climático nos afecta a todos y se hace necesario desarrollar alternativas que se puedan implementar y responder al estrés de la sequía y del calor a fin de continuar produciendo sin afectar los ecosistemas.

“Habrá que definir las fechas de siembra, en qué momento es más conveniente, también la preparación de los suelos, no prepararlos demasiado antes porque lo que se provoca es erosión eólica, eso pasó en occidente recientemente, suelos degradados, sueltos fácilmente son transportados por el aire, y también prepararse con algunas variedades que sean resistentes a las sequías de ciclo corto y por supuesto que conserven el agua, cosechas de agua, un sinnúmero de prácticas que ya se han venido implementando, que el INTA ha promovido, que las instituciones no gubernamentales promueven”, indicó Somarriba.