La deshidratación y los golpes de calor son algunos de los efectos a la salud provocados por las altas temperaturas registradas en los últimos días, esto debido a que el cuerpo requiere de mayores cantidades de agua ingerida, por tal razón los médicos recomiendan tomar las medidas necesarias para prevenir malestares, sobre todo los pacientes que presentan cuadros clínicos crónicos.

El consumo excesivo de azucares y sales son elementos que propician los malestares, por tal razón, los médicos recomiendan mantener una alimentación balanceada, ingerir al menos dos litros de agua diario, usar vestimenta ligera y evitar la exposición al sol sobre todo en horarios que comprenden de las diez de la mañana hasta las cuatro de la tarde.

“Las emergencias se nos han aumentado en estos últimos días, atendiendo a pacientes con cuadros de ansiedad, dolores de cabeza y deshidratación. Lo que nosotros estamos haciendo con estos pacientes es canalizarlos, les aplicamos cargas de líquidos y una vez estabilizados les damos de alta”, expresó el doctor Bismarck Alvarado.

Muchos pacientes vienen con cuadros hipoglicémicos o urgencias hipertensivas, por eso le estamos haciendo el llamado a los pacientes crónicos a que tomen su medicamento correctamente, consuman bastante líquido, evitar la exposición al sol y en la medida de lo posible permanecer en sitios frescos”, añadió.

La población por su parte, ha venido acatando las orientaciones del personal médico, acción que evita el aumento de pacientes en las unidades de salud y garantiza la vida de los mismos.

“Las temperaturas están muy elevadas y eso muchas veces nos provoca algunos malestares, sin embargo a manera personal he tomado la inicia de permanecer en el patio de mi casa donde hay bastantea árboles, estoy tomando la suficiente agua y trato de no asolearme”, dijo Miguel Navarro.

“A como lo han señalado los médicos, todos los que somos pacientes crónicos debemos de cuidarnos más, es responsabilidad nuestra tomarnos nuestro medicamento en tiempo y forma, no andar expuestos al sol y si en determinado momento nos sentimos con malestares, debemos de venir a las unidades de salud”, concluyó Norma Ramírez.