La diputado sandinista y presidenta de la Comisión de Infraestructura, compañera Jenny Martínez declaró que el dictamen fue firmado por todos los legisladores que integran la comisión y posteriormente entregado a Primer Secretaria, para que sea llevado al Plenario de la Asamblea Nacional.

A este proceso de consulta fueron invitados geólogos, expertos ambientalistas, alcaldes, gobiernos regionales, empresarios privados, Ejército de Nicaragua, Policía Nacional y representantes de todas las instituciones gubernamentales que tendrán función en este megaproyecto que vendrá a cambiar el rumbo de la economía nicaragüense.

Martínez aseguró que al proyecto fueron incorporadas diversas sugerencias planteadas por los sectores que llegaron a brindar sus aportes a esta iniciativa que puede ser aprobada la próxima semana en la que se contemplan sesiones plenarias.

La iniciativa de Ley de Régimen Jurídico del Gran Canal Interoceánico fue enviada por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, la cual fue modificada en algunos aspectos, señaló Martínez.

“Uno de los aportes que fue incorporado y que no estaba presente en la iniciativa fue aumentar el número de miembros de la autoridad, pues de cinco miembros que contaba la iniciativa original a seis miembros, incluyendo al representante encargado del desarrollo de la Costa Caribe de Nicaragua”, citó Martínez.

Agregó que también se incorporaron dos artículos nuevos, entre estos uno que establece estudios de gestión de riesgos y otro relacionado con el Cambio Climático. También se propone que las universidades del país deben aportar sus conocimientos técnicos al personal que estaría trabajando en el proyecto.

En cuanto a la participación accionaria de los países, instituciones o grupos económicos que muestren interés en invertir recursos, no se modificó la propuesta enviada por el comandante Daniel que señala que Nicaragua debe tener el 51 por ciento de las acciones y el otro 49 por ciento para el sector privado nacional o internacional.

La iniciativa presentada por el Comandante Daniel, tiene por objeto fijar las reglas para el estudio de factibilidad, diseño, construcción y operación del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua y crear la persona jurídica autónoma, que tendrá carácter público y con su propio patrimonio, con capacidad para adquirir derechos y obligaciones.