Una vez más el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega Saavedra y de la compañera Rosario Murillo, ratificaron su compromiso con el pueblo de Nicaragua, al suscribir un convenio con el Mecanismo de Seguros contra Riesgos Catastróficos del Caribe (CCRIF SPC), lo que permitirá al país contar con recursos financieros para atender a las familias que se vean por un eventual terremoto, huracán o inundaciones.

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, compañero Iván Acosta, explicó que Nicaragua durante los próximos cuatro años podrá acceder a una línea de financiamiento creada por el Banco Mundial, precisamente para situaciones de desastres naturales.

Al tener la posibilidad de acceder a estos recursos, Nicaragua no tendrá que utilizar los recursos destinados dentro del Presupuesto General de la República, lo que garantiza estabilidad económica y continuidad de los programas sociales ya establecidos.

En días recientes, Nicaragua se convirtió en la primera nación centroamericana en sumarse a la CCRIF, instancia creada en el 2007 y que se constituye en el primer mecanismo en el mundo para agrupar los riesgos catastróficos para varios países y ofrece a sus miembros aseguramiento soberano a tasas accesibles ante huracanes, terremotos y lluvias excesivas.

Acosta explicó que el Gobierno Sandinista, a través de las orientaciones del Presidente Daniel Ortega, ha estado en búsqueda de mecanismos que permitan una respuesta rápida a las familias, que se ven afectadas por estos fenómenos de la naturaleza.

“En la búsqueda encontramos (…) una línea de financiamiento del Banco Mundial de 12 millones de dólares, más un apoyo de países amigos, Estados Unidos, España y Canadá, que aportaron recursos para que pudiéramos tomar este seguro”, indicó Acosta.

Explicó que en Washington, el Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (COSEFIN) y el CCRIF SPC, firmaron el memorando de entendimiento que permite a las naciones centroamericanas adherirse formalmente a esta instancia.

Interés de proteger al pueblo

Ese mismo día, el Gobierno Sandinista y el CCRIF SPC lograron el acuerdo que nos convirtió en el primer país en sumarse a esta iniciativa. Se espera que otros países centroamericanos miembros de COSEFIN se unan a CCRIF SPC.

“Hemos venido trabajando de manera decidida, con claridad de que lo más importante es un Sistema de Prevención, Mitigación y Atención a Desastre, que ha sido la marca y algo que resalta del comandante Daniel Ortega, la reacción rápida, la atención permanente ante todos los impactos que tiene la naturaleza sobre nuestro pueblo. Por ejemplo, en Nagarote (terremoto de abril del 2014) en 24 horas estábamos atendiendo, pero para eso se requiere recursos y el seguro es una forma de tener recursos para atención rápida y este seguro está disponible en unos seis días”, explicó Acosta.

En el primer año Nicaragua pagará por este seguro unos 3 millones de dólares, en el segundo unos dos millones, posteriormente está cifra disminuirá anualmente.