A 29 se elevó hoy el número de fallecidos como consecuencia de las intensas lluvias que afectaron el norte de Chile en marzo pasado indicó el reporte publicado por la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

La entidad informó asimismo que se mantienen desaparecidas 57 personas, y la cifra de damnificados se fijó en 29 mil 739, de los cuales mil 171 están distribuidos en 18 albergues.

El desastre climático dañó considerablemente a las regiones norteñas de Coquimbo, Antofagasta y Atacama, reportándose en esta última la mayor cantidad de víctimas y afectados.

Se sostuvo el estado de excepción constitucional de catástrofe para las comunas de Antofagasta y Taltal, y la región de Atacama, informó la Onemi.

Por su parte, el Ministerio de Salud mantuvo la alerta sanitaria para las comunas de Copiapó, Chañaral, Caldera, Tierra Amarilla, Diego de Almagro, Alto del Carmen, Freirina, Huasco y Vallenar en Atacama.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firmó un proyecto de ley que otorgará 500 millones de dólares en 2015 para financiar la reconstrucción en las dos regiones, grandemente aquejadas por el evento hidrometeorológico.

Situaciones tan difíciles como las que ha tocado vivir en el norte de nuestro país, requieren que el Estado y la sociedad hagan esfuerzos extraordinarios, expresó.

Tenemos que responder con celeridad a las necesidades de quienes esperan nuestra acción para comenzar a normalizar sus vidas, agregó la mandataria al rubricar el proyecto legislativo enviado al Congreso.

Bachelet indicó que con el dinero previsto se podrá abordar el desafío de construcción, reconstrucción, reposición, remodelación, restauración y rehabilitación de la infraestructura y de instalaciones dañadas.