Garantizar la seguridad de los peatones y los conductores de vehículos automotores es la función bajo la cual la Policía Nacional está trabajando y en ese sentido, desde horas muy tempranas de este lunes oficiales de esta institución se desplegaron por las diferentes paradas de buses de la capital.

“La Policía Nacional tiene contemplado un plan de presencia y cobertura a las diferentes paradas de la capital, esto con el fin de evitar cualquier acción delictiva y la regulación operativa (de tránsito) que es muy importante para evitar accidentes de tránsito”, expresó el Capitán David Madrigal, jefe de Tránsito del Distrito I de Managua.

Indicó que a través de la presencia policial en las paradas de buses también se pretende reducir la obstrucción de las vías, dado que sitios como la bahía de centros comerciales y universidades hay mucha afluencia de vehículos, por lo cual se hace el llamado a los conductores de taxis y de buses a utilizar las bahías y no obstruir el tránsito vehicular.

Edwin Medrano afirmó que a raíz de la presencia policial en las paradas de buses la seguridad ha mejorado y se han reducido los hechos delictivos, contribuyendo con esto a que el pueblo nicaragüense usuario de las paradas de buses se sientan más seguros.

“Los agentes de tránsito y de seguridad ciudadana han estado mejorando la seguridad y los robos han venido aminorando”, añadió Medrano.

“El actuar de la Policía en las paradas nos brinda bastante seguridad, están haciendo un buen trabajo para que nos sintamos seguros a la hora de ir al trabajo, a la universidad o hacer cualquier diligencia”, expresó Raúl Ruiz.

La autoridad policial recordó que otra de las labores que como agentes de orden público están llevando a cabo con la ciudadanía es la concientización a utilizar los puentes, semáforos y cruces peatonales adecuadamente, en búsqueda de evitar que los peatones sean víctimas de los accidentes.

Los puentes peatonales han sido relegados por la ciudadanía, que debido a factores de tiempo y sus constantes retrasos para llegar sus sitios de destino los obliga a atravesar las calles sin tomar en cuenta la responsabilidad que como peatones deben tener y poniendo en riesgo sus propias vidas.

“Uno no lo ocupa porque va tarde, sin embargo a veces es mejor esperar un minuto y llegar tarde que perder toda la vida, pero no hacemos caso de eso y debemos ir haciendo conciencia en nosotros mismos de hacer uso de esas herramientas que nos brindan mayor seguridad al cruzar una calle”, dijo Medrano.

Ruiz aseveró que como ciudadanos nos corresponde la responsabilidad de contribuir a la labor policial, acatar las orientaciones brindadas por las autoridades de tránsito, pero sobretodo a hacer uso de los semáforos y puentes peatonales al cruzar las calles y pistas para evitar el dolor de las familias.