Nicaragua reiteró este lunes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, los graves daños que ocasiona la carretera de 160 kilómetros que construyó Costa Rica en la margen derecha de nuestro Río San Juan.

Durante la continuación de los audiencias entre Nicaragua y Costa Rica ante el máximo tribunal internacional, el Dr. Carlos Argüello, representante de Nicaragua, recordó que esta carretera pretendió ser justificada por Costa Rica bajo un “decreto de emergencia”, previo a la lectura de la providencia de la Corte sobre las medidas provisionales solicitadas por Costa Rica.

“Es evidente que Costa Rica se apresuró a redactar y aprobar este decreto antes que el Tribunal pudiese emitir su Orden, de lo contrario no habría sido capaz de justificar las razones de la emergencia”, señaló Argüello.

El jurista afirmó que dicha “emergencia” fue desmentida en varias oportunidades por organizaciones universitarias, medio ambientales y relacionadas a la construcción. E incluso, el actual presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, dijo que la carretera “era un desastre”.

“Las propias instituciones y expertos de Costa Rica de medio ambiente y de construcción de carreteras están de acuerdo en que el camino no fue planeado, y que no fue diseñado o construido correctamente”, agregó.

“Por otra parte, la gran extensión del trabajo a lo largo de esta ruta que después de más de 4 años ha producido un desastre general en todas partes a todo lo largo de su trayectoria, todavía está produciendo un daño directo al río San Juan y continúa siendo una espada colgando sobre la vida del río a la espera de una tormenta o un huracán o un terremoto fuerte que pueda destruir el río”, advirtió Argüello.

“Pero hay incluso una amenaza mas cierta e inminente para el río y la vida que sostiene. Los propios expertos de Costa Rica reconocen que, como consecuencia de la erosión causada por la construcción desordenada e irresponsable de la carretera, incluso muy cerca de la orilla del río, por lo menos 75 mil toneladas anuales de sedimentos han sido derramadas en el río desde que se inició en la construcción en 2011. Expertos nicaragüenses calculan la cantidad de sedimentos aportados por la carretera y que han caído en río, en 240.000 toneladas anuales. Al menos el 20% de este sedimento se transfiere al Bajo Río San Juan, donde se acumula y aumenta en bajíos y bancos de arena que ya constituyen los principales impedimentos para la navegación. Como señala el profesor Thorne y lo dijo la semana pasada, la sedimentación del río está tan avanzada que la navegación no es posible en la estación seca. Como el experto de Costa Rica también dijo, hay que mantener el flujo de agua dulce a los humedales río abajo, incluyendo el área en disputa en el caso ciertas actividades, es vital para su bienestar ambiental”.

“Esa es la razón por la que Nicaragua, con grandes gastos, ha dragado el Bajo Río San Juan durante los últimos cuatro años. Para mantener el río vivo. Para evitar que se seque río arriba. Para asegurar que las pequeñas embarcaciones utilizadas por los habitantes y comerciantes locales pueden seguir navegando durante todo el año, y para mantener el suministro de agua dulce para los humedales y evitar que disminuyan”.

El experto dijo que Costa Rica “ha escogido construir una carretera que sólo sirve para exacerbar el problema de la sedimentación en el Bajo San Juan, acelerar la desaparición del río, y obligar a Nicaragua a gastar aún más de sus escasos recursos para dragar aún mayores cantidades de sedimento del río”

Por su parte, Paul Reichler, experto en Derecho Internacional Público y representante de Nicaragua, afirmó en esta misma audiencia que la carretera construida por Costa Rica a lo largo del río San Juan para conectar una veintena de comunidades asiladas del resto del país “carece de plan de impacto medioambiental y precisa enormes cambios para evitar que el cauce fluvial se llene de sedimentos”.

La ruta discurre a lo largo del río, frontera natural para los dos, y el jurista ha arremetido contra el Gobierno costarricense por “dañar el ecosistema y la calidad de las aguas, amen de dificultar la navegación”. La demanda nicaragüense contra sus vecinos se remonta a 2011 y llegó en respuesta a otra similar, presentada por Costa Rica en 2010. Nicaragua abrió supuestamente un caño artificial para facilitar la salida del agua al mar Caribe, y fue acusada de violación de soberanía por su vecina. Las dos causas se han unido en una y la decisión de los jueces puede tardar varios meses en llegar.

El jurista estadounidense ha cifrado en tres los problemas presentados por la carretera: sus puentes no son tradicionales, sino levantados con materiales baratos como contenedores de barco, y taponan el río al dejar sedimentos en época de lluvias; las pendientes que forman parte de la ruta son inestables porque la tierra no es compacta y causa corrimientos, y no hay un sistema apropiado de drenaje. Esto último erosiona la propia carretera y el entorno, según el experto. “Costa Rica admite los problemas y aseguró en 2013 que lo arreglaría. El propio Tribunal no consideró necesario imponer entonces medidas cautelares para paralizar las obras, pero los retoques son temporales. No es que se engañara al TIJ, porque ha habido reparaciones, pero una cifra mínima (solo 28 de los 82 puentes endebles que necesitan arreglos, y 24 de las pendientes) . Lo que ocurre es que la carretera se derrumba mucho más deprisa de lo que nuestra vecina puede contener. Solo una decisión del TIJ ordenando que la carretera se aleje del río y cumpla estándares interncionales de calidad resolveré el diferendo”, ha añadido Reichler

La pasada semana, y en respuesta a la demanda interpuesta por Costa Rica contra Nicaragua, Carlos Argüello, su embajador en Holanda, sede del TIJ, afirmó que San Juan “no puede impedir a su país que trabaje en su propio territorio”. En su opinión, los mapas oficiales no reflejan la realidad sobre el terreno, “y el canal separador no es una delimitación clara; ha ido variando por causas naturales”.

A continuación, la ponencia integra del Compañero Carlos Argüello:

Discurso de Embajador Carlos Arguello Gomez. 20 de abril de 2015:

CONSTRUCCIÓN DE UNA CARRETERA EN COSTA RICA A LO LARGO DEL RÍO SAN JUAN (NICARAGUA V. COSTA RICA) DESARROLLO ACUMULADOS CON CIERTAS ACTIVIDADES REALIZADAS POR NICARAGUA EN LA ZONA FRONTERIZA (COSTA RICA V. NICARAGUA)

Señor Presidente, Miembros de la Corte,
Buenos días.

1. No voy a gastar mucho de su tiempo para explicar cómo este caso se produjo ya que en fue abordado en la mayor parte de las observaciones introductorias habituales del discurso de apertura. Los asuntos acumulados que estamos discutiendo durante estas semanas son bien conocidos por la gran mayoría de los miembros del Tribunal y además acaban de terminar en la primera ronda de alegatos orales en uno de los asuntos acumulados. Además, en el fondo de este caso se cierne sobre las cuestiones técnicas y científicas y es preferible dejar todo el tiempo posible para que los expertos hablen por sí mismos o escucharlos para que expliquen las conclusiones a que han llegado.

Señor Presidente,

2. Estos asuntos se acumularon a solicitud de Nicaragua argumentando que no sólo que los dos casos se referían a las mismas partes, que estaban estrechamente conectados tanto en cuanto al derecho como en los hechos y, además, considerando que Costa Rica, justifican la construcción de la carretera a la situación del caso “ciertas actividades”, parece lógico que se decidirán juntos.

3. Costa Rica ha intentado justificar la construcción no planificada de un camino desastroso basándose en un "Decreto de Emergencia." Este Decreto se publicó y entró en vigor el 7 de marzo de 2011, exactamente un día antes de la lectura de la providencia de la Corte sobre las medidas provisionales solicitadas por Costa Rica. Es evidente que Costa Rica se apresuró a redactar y aprobar este decreto antes que el Tribunal pudiese emitir su Orden, de lo contrario no habría sido capaz de justificar las razones de la emergencia ya que la principal justificación fue descrita como el hecho de que "al día de hoy Nicaragua sigue ocupando y dañando una parte del territorio de Costa Rica, con la presencia de las fuerzas armadas nicaragüenses, en particular, en Isla Portillo-Isla Calero ".

4. Los miembros del Tribunal representan los principales sistemas jurídicos del mundo. Estoy seguro de que todos los sistemas jurídicos prevén la declaración del estado de emergencia, pero así mismo, todos ellos tienen el conocimiento subyacente que primero debe haber una emergencia real. Organizaciones en Costa Rica en sí han negado la existencia de una "emergencia" suficiente para justificar la construcción no planificada de una carretera a través de un área ambientalmente sensible. En un artículo publicado el 4 de junio de 2014, Alberto Cabezas, el fundador de la Fundación Mundial Déjame Vivir en Paz, dijo que el proyecto vial:

"Es nuestra opinión que no hay emergencia, salvo los casos en que la vida humana está en peligro (que no es el caso) hoy en día no se puede justificar, un riesgo ambiental como el que plantea este proyecto, que por no haber realizado los estudios necesarios, hace que estos procesos hayan llegado a un punto de ser muy difíciles y costosos de corregir".

5. Las propias instituciones y expertos de Costa Rica de medio ambiente y de construcción de carreteras están de acuerdo en que el camino no fue planeado, y que no fue diseñado o construido correctamente.

La propia asociación profesional nacional de Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica, CFIA, llegó a esta conclusión en un informe de junio de 2012. La CFIA encontró que Costa Rica emprendió el proyecto "sin un plan único para indicar la ruta que debía ser abierta, o cuáles debían haber sido sus características." Ahora sabemos que la CFIA fue profética al concluir que la construcción de una carretera de esta manera, inevitablemente "causaría aumento de los costos, problemas ambientales, y un rápido deterioro del proyecto."

7. El Laboratorio Nacional de la Universidad de Costa Rica ("LANAMME" por sus siglas en español) concluyó que "el proyecto no siguió los procedimientos técnicos básicos durante la planificación y ejecución, tales como: levantamiento topográfico de trazado de la carretera; punto crítico evaluación geotécnica; drenaje estructura ubicación, diseño y construcción; la definición de normas técnicas adecuadas y uniformes; Inspección [y la adecuada]. . . . ".

8. El Presidente de Costa Rica también está de acuerdo en que la carretera es un desastre. La siguiente noticia es tomada del Tico Times:

"El presidente costarricense Luis Guillermo Solís el viernes (20 de mayo de 2014) visitó la zona fronteriza en el norte de Costa Rica, aislada y empobrecida, en el sitio de un proyecto de carretera plagado de problemas de escándalos, iniciado por el anterior gobierno de Laura Chinchilla (2010-2014). Solís dijo que estaba sorprendido por la falta de avances en la Ruta 1856, una carretera de 160 kilómetros paralela al río San Juan, frontera natural entre Costa Rica y Nicaragua:

"Me dejaron un desastre, 'Solís dijo en una entrevista con el diario La Nación, en referencia a la administración Chinchilla. Solís fue acompañado en el viaje de un día por Guillermo Loría, coordinador de infraestructura y transporte de Materiales y Modelos Estructurales del Laboratorio Nacional (Lanamme). [...]

Después de una inspección sobre el terreno, dijo el Sr. Loría, que “sólo 20 kilómetros de la carretera están bien construidos "

9. Sólo necesito recordar a la Corte que la carretera se extiende por un total de 160 km.

10. Nicaragua ha solicitado el asesoramiento y la asistencia de algunos de los más destacados expertos en las diferentes cuestiones planteadas por la construcción de esta carretera. Nicaragua ha presentado sus informes y los informes de resumen y el Tribunal escuchará a algunos de ellos en las audiencias del día de hoy.

11. Para poner en perspectiva las cuestiones que implican este caso de la carretera con los del otro caso acumulado “Ciertas actividades”, solicito que veamos en la pantalla del mapa que se ha preparado a petición de la Corte para indicar los lugares clave, que a lo largo de la carretera está construyendo Costa Rica. El caño que tiene descontenta a Costa Rica la línea y (toda la zona en disputa se muestra en verde hasta la boca) la carretera se ve en línea roja a todo lo largo que va desde el delta donde los ramales del Colorado quedan fuera de las inmediaciones del lugar donde el San Juan deja el Gran Lago de Nicaragua.

12. En la pequeña zona del caño, y sus supuestos daños – si es el caso y si es que Costa Rica tiene derecho a reclamar por ello- el daño también es pequeño y la naturaleza misma lo ha reparado como lo reconoce el mismo profesor Thorne.

13. Por otra parte, la gran extensión del trabajo a lo largo de esta ruta que después de más de 4 años ha producido un desastre general en todas partes a todo lo largo de su trayectoria, todavía está produciendo un daño directo al río San Juan y continúa siendo una espada colgando sobre la vida del río a la espera de una tormenta o un huracán o un terremoto fuerte que pueda destruir el río.

14. Pero hay incluso una amenaza mas cierta e inminente para el río y la vida que sostiene. Los propios expertos de Costa Rica reconocen que, como consecuencia de la erosión causada por la construcción desordenada e irresponsable de la carretera, incluso muy cerca de la orilla del río, por lo menos 75 mil toneladas anuales de sedimentos han sido derramadas en el río desde que se inició en la construcción en 2011. Expertos nicaragüenses calculan la cantidad de sedimentos aportados por la carretera y que han caído en río, en 240.000 toneladas anuales. Al menos el 20% de este sedimento se transfiere al Bajo Río San Juan, donde se acumula y aumenta en bajíos y bancos de arena que ya constituyen los principales impedimentos para la navegación. Como señala el profesor Thorne y lo dijo la semana pasada, la sedimentación del río está tan avanzada que la navegación no es posible en la estación seca. Como el experto de Costa Rica también dijo, hay que mantener el flujo de agua dulce a los humedales río abajo, incluyendo el área en disputa en el caso ciertas actividades, es vital para su bienestar ambiental.

15. Esa es la razón por la que Nicaragua, con grandes gastos, ha dragado el Bajo Río San Juan durante los últimos cuatro años. Para mantener el río vivo. Para evitar que se seque río arriba. Para asegurar que las pequeñas embarcaciones utilizadas por los habitantes y comerciantes locales pueden seguir navegando durante todo el año, y para mantener el suministro de agua dulce para los humedales y evitar que disminuyan.

16. Este es el entorno sensible en el que Costa Rica tiene irresponsablemente, y que, sin tener en cuenta las consecuencias, ha escogido construir una carretera que sólo sirve para exacerbar el problema de la sedimentación en el Bajo San Juan, acelerar la desaparición del río, y obligar a Nicaragua a gastar aún más de sus escasos recursos para dragar aún mayores cantidades de sedimento del río.

17. El Sr. Reichler y, espero, los expertos que escuchará esta mañana, tendrán más que decir sobre este tema.

18. El Sr. Presidente, lo siguiente es nuestra orden de presentación en la primera ronda.

19. El Sr. Reichler abordará esta mañana en las pruebas relativas a la carretera construida por Costa Rica, incluyendo la forma en que fue concebido y construido, los muchos problemas con su construcción, que han causado y siguen causando, cientos de miles de toneladas de sedimentos que se entregarán al río San Juan, y la insuficiencia de los esfuerzos de remediación realizadas por Costa Rica. Después que el Sr. Reichler, Nicaragua presentará sus expertos, en el siguiente orden: Dr. William Weaver, profesor Mathias Kondolf, Dr. Edmund Andrews y el Dr. William Sheate.

20. Mañana por la mañana, el Sr. Reichler abordará la evidencia que muestra que la construcción de Costa Rica de la carretera ha causado un daño significativo a Nicaragua, sobre todo al exacerbar el problema de la excesiva acumulación de sedimentos en el Bajo Río San Juan, añadiendo a la ya existente, obstáculos para la navegación, y reduciendo aún más el flujo de agua dulce a los humedales de importancia internacional de aguas abajo. El Sr. Loewenstein después argumentará sobre las pruebas relacionadas con el riesgo de daño a la ecología del río San Juan, que resultan de la construcción de la carretera.

21. Después del señor Loewenstein, el profesor McCaffrey abordará las violaciones de las obligaciones de Costa Rica en el derecho internacional del medio ambiente en base a las pruebas analizadas por el Sr. Reichler y que el Sr. Loewenstein han establecido, y el profesor Pellet concluirá la primera ronda de Nicaragua con su presentación sobre los remedios a los que Nicaragua tiene derecho, y que ha solicitado en el presente procedimiento.

22. El Sr. Presidente, le pido que ahora da la palabra al Sr. Reichler.