El mes de marzo fue uno de los más calientes registrado en los últimos años, ello como consecuencia del cambio climático, un fenómeno que por lo general se materializa en periodos de tiempos largos, por ejemplo la observación directa de cambios importantes en periodos no menores a diez años, según informó el asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Dr. José Antonio Milán.

“Estas temperaturas que se registraron en el mes de marzo es récord a nivel internacional, no necesariamente a nivel de país, porque en un mes nosotros tuvimos el año pasado aquel evento que nos metió una ola de calor que vino del norte y para el mes de julio tuvimos el récord de temperatura más alto en todo nuestro país, en toda la historia, para Managua tuvimos 39 grados, en Chinandega tuvimos 38. Este problema de los récords de calentamiento son récords que están un poco en dependencia de la escala que usted analiza el problema, este que se ha venido divulgando es el calentamiento más grande registrado para un mes de marzo en la historia a nivel global”, manifestó.

El Dr. Milán explicó que la temperatura ha venido en aumento a corto plazo en los últimos 15 a 20 años, lo que indica que la temperatura se ha ido elevando ya durante un periodo corto entre uno o dos meses, pero también durante años y en ese sentido se han registrado años que han sido cada vez más calientes.

“Este fenómeno no lo ocasionamos nosotros, son fenómenos que los recibimos como consecuencia de influencia de otros países que generan grandes cantidades de emisiones de gases de efecto invernadero y nos generan estos efectos”, detalló el experto.

Durante el mes de marzo en Nicaragua se registró un aumento de temperatura de 0.85 grados, sin embargo para los expertos lo más preocupante es el aumento 6 grados de la temperatura en el océano de los últimos 50 a 60 años.

Milán destacó que el cambio climático es un fenómeno irreversible e inequívoco, ante lo cual la principal acción a tomar es el proceso de adaptación, es decir que se deben tomar una serie de medidas como las que se han venido tomando en el campo de la prevención y de la gestión de riesgo de desastres, pero también se deben tomar medidas más a largo plazo, medidas en las cuales se involucren todos los ciudadanos y la responsabilidad no recaiga solo en el Gobierno, empezando con el manejo adecuado del recurso suelo, producir mucho más pero en menor superficie de suelo sin degradar el bosque y que por el contrario hay que cuidar el bosque, reproducirlo y aumentarlo.

“Debemos cuidar el recurso agua, es un recurso valioso, por suerte disponemos bastante y en la medida que el clima se vaya calentando nos va a ir evaporando esa agua y vamos a tener menos disponibilidad de agua, también debemos trabajar como se viene trabajando en el campo de monitoreo de la salud porque siempre hay un impacto de estos eventos sobre la salud de la población, entonces es muy importante estar recalcando estos temas y que nos son muy propicios en ocasiones como esta cuando vemos estos eventos extremos”, indicó.