Una nave espacial privada de carga Dragon, propiedad de la compañía estadounidense SpaceX, llegó hoy a la Estación Espacial Internacional (EEI) para entregar alrededor de dos toneladas de suministros para astronautas y experimentos científicos, incluida una máquina de café expreso diseñada para su uso en microgravedad.

La nave Dragon fue capturada por un brazo robótico, operado por la astronauta italiana Samantha Cristoforetti desde la estación espacial, a las 06:55 EDT (10:55 GMT), cuando las dos unidades volaban a 257 millas (alrededor de 414 kilómetros) sobre el océano Pacífico, justo al este de Japón, informó la agencia espacial estadounidense NASA.

La nave, que fue lanzada el martes a bordo del cohete Falcon 9, llevaba una carga de más de 4.300 libras (1.950 kilogramos) de suministros y experimentos.

Una de los objetos interesantes de esta entrega es una máquina de café expreso, llamada ISSpresso, para que Cristoforetti y otros tripulantes de la estación espacial preparen té, café, caldo y otras bebidas calientes.

"Los tripulantes pueden disfrutar de una bebida ISSpresso utilizando los vasos espaciales especialmente diseñados como parte del estudio Bebida Capilar", indica un comunicado de la NASA.

La nave Dragon permanecerá conectada a la estación espacial durante cinco semanas antes de partir para amarizar con ayuda de un paracaídas frente a la costa de California.

Esta fue la sexta misión de entrega de carga del SpaceX al laboratorio en órbita. El contrato de la compañía con la NASA por 1.600 millones de dólares requiere al menos una decena de vuelos de entrega de carga en total.