Este fin de semana continuó el curso sobre lenguaje de señas que el Ministerio de Educación imparte para capacitar a los maestros que atienden en sus escuelas a niños con discapacidad auditiva.

Silvio Vásquez, de la dirección de educación especial del Ministerio de Educación, comentó que el curso se desarrolla en varios departamentos del país y en el mismo participar profesores en cuyos salones de clase existen niños con discapacidad auditiva.

“En este curso tenemos una población docente de 162 maestros a nivel nacional procedentes de Matagalpa, Estelí, Juigalpa, Granada, Bluefields y otros departamentos”, indicó Vásquez.

Explicó que el curso es facilitado por la Asociación Nacional de Sordos de Nicaragua (ASNIC) quienes capacitan a los maestros por medio de un intérprete y un instructor en el lenguaje de señas.

Además se aprovechará las capacidades instaladas por medio del curso para que los maestros puedan servir como interpretes de actividades en eventos sociales para la comunidad en general.

Comentó que el cursos e desarrolla cada sábado y tendrá una duración de año y medio con 150 horas de práctica.

“Vamos en pro de la restitución de derechos de las personas con discapacidad que nuestro gobierno ha orientado para poder dar una educación con calidad y equidad para toda la población de la comunidad sorda”, indicó.

Javier López, Presidente de la Asociación Nacional de Sordos de Nicaragua, y quien a su vez es instructor, dijo que los docentes han avanzando notablemente en el uso del lenguaje de señas.

“Ellos han ido desarrollándose de acuerdo a su experiencia con clases prácticas para que ellos puedan ser interpretes en las aulas de clase. Es un trabajo que se está haciendo muy suave, es un proceso que esperamos desarrollar gracias a al gobierno y a la Compañera Rosario que nos está apoyando con esto”, indicó.

“Este es el resultado de los derechos de las personas. Esto es importante, es muy bueno, están aquí aprendiendo y vamos adelante”, agregó.

Por su parte los docentes que asisten al curso reconocen la importancia de dominar el lenguaje de señas para mejorar la calidad de la educación de los niños con discapacidad auditiva.

Fátima Merlo, procedente de Madriz, explicó que ella trabaja como orientadora educativa en educación especial y en su territorio se atienden a 18 niños que son sordos.

“De esta forma se restituye los derechos de la niñez con discapacidad auditiva y por eso estamos agradeciendo al gobierno por esta oportunidad que nos ha brindado”, comentó.

Marlín Ortega, procedente de Matagalpa, dijo que ella realiza visitas de acompañamiento a los preescolares comunitarios.

“Cuando veo un niño que tiene esta necesidad yo apoyo a la maestra brindándole estrategias adecuadas para que ella les dé una enseñanza de calidad y equidad a estos niños”, explicó.

“Este curso es excelente, le doy gracias a Dios, a la compañera Rosario Murillo, al Presidente Daniel por la oportunidad que nos está dando de estar en este curso, porque por medio de este curso vamos a poder ayudar a nivel nacional a todos estos niños que tienen estas necesidades y poderles dar una educación de calidad”, afirmó Ortega.