Intensas lluvias registradas en los últimos días han provocado inundaciones en la capital panameña.

El Sistema Nacional de Protección Civil informó que las precipitaciones han estado acompañadas de tormentas eléctricas que, entre otras cosas, han provocado la caída de varios árboles.

No se reportaron hasta el momento daños a personas, aunque sí perjuicios a edificaciones, además de la crecida de pequeños arroyuelos, interrupciones del servicio eléctrico y otras afectaciones menores, principalmente en Panamá-Oeste.

En tanto, un boletín especial meteorológico pronostica que continuarán las lluvias de ligeras a moderadas continuarán este sábado con actividad eléctrica en la zona continental cercana al Océano Pacífico, por lo que la situación en la capital podría complicarse.

Panamá arrastra un intenso período seco, marcado por emergencias en zonas donde escaseó el agua para consumo humano, además de serias afectaciones a la ganadería y los cultivos, situación que los especialistas atribuyen a la influencia moderada del Evento ENOS-Oscilación del Sur, conocido como El Niño.

Embalses y pozos de suministros del líquido sufrieron un notable descenso en sus niveles, lo que obligó al Gobierno a servir agua en camiones-cisternas en zonas urbanas, además de envíos urgentes de agua embotellada para el consumo humano.