Este jueves 16 de abril la Asamblea Nacional aprobó el Libro Cuarto del proyecto de Ley de Código Procesal Civil, que incluye el artículo 526 sobre la aplicación del Proceso Monitorio, un procedimiento judicial creado con el objetivo de cobrar de manera rápida y sencilla las obligaciones de carácter económico que no excedan los 50 mil córdobas.

A través de este nuevo proceso judicial se estará beneficiando a las pequeñas y medianas empresas para cobrar judicialmente el crédito pendiente, sin la presencia de un abogado o notario público, dado que el demandante solo deberá presentar ante el juez el pagaré o documento que refleje el adeudo a su favor.

El diputado sandinista, Wálmaro Gutiérrez Mercado, afirmó que este proceso se llevaba con anterioridad por la vía administrativa, debido a que las deudas demandadas eran de menor cuantía y a través del cual el demandante podía llegar donde una autoridad a solicitar que se abra un proceso para recuperar un crédito de menor valor.

“La novedad del Código (Procesal Civil) es la expresión de seguridad jurídica, porque ahora aunque sean deudas de menor cuantía van a tener un procedimiento judicial y te va a permitir, en este caso al dueño de una pulpería o de una miscelánea tener la posibilidad de entregar un crédito con un poco mayor de confianza, porque ya se sabe que en el caso de que no haya una recuperación de ese crédito podría existir un procedimiento amparado por la vía judicial denominado hoy día Proceso Monitorio”, indicó el legislador.

Según Gutiérrez, el Proceso Monitorio brindará seguridad jurídica a endeudamientos menores a los 50 mil córdobas, los que son comunes en los barrios donde el deudor abre una cuenta de crédito mensual en determinada pulpería para realizar los pagos mensuales o quincenales de la deuda y de esa manera garantizar la alimentación de su familia, lo que se venía reduciendo porque no existía mucha seguridad de recuperación económica.

“Ahora con este procedimiento muy corto, muy ejecutivo, muy transparente pero en la vía judicial inspira seguridad jurídica y va a permitir a esos dueños de pulperías, dueños de misceláneas, dueños de tienditas menores dar este tipo de crédito de menor cuantía con la seguridad, con la tranquilidad que en el caso que no tengan una recuperación adecuada puedan concurrir una autoridad, haya un procedimiento y una recuperación rápida de su crédito”, puntualizó.