El doctor Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, aseguró que el equipo jurídico nacional demostró este viernes “hasta la saciedad” de forma clara y diáfana, que los trabajos de dragado que se realizan en nuestro Río San Juan no afectan en lo más mínimo a Costa Rica.

Este viernes en la continuación de los alegatos orales en el diferendo entre Nicaragua y Costa Rica, la representación nacional brindó una amplia explicación sobre los trabajos de dragado, a fin de desvirtuar las infundadas aseveraciones costarricenses de que estas labores vienen causando un supuesto daño a su territorio.

“El otro punto del dragado, se demostró pero hasta la saciedad con los testigos que nosotros presentamos, que los re interrogaron los ticos, que el dragado no ha hecho absolutamente ninguna media, ni ha causado ningún perjuicio a Costa Rica, que el efecto que ha tenido en las aguas del río Colorado es mínima e insignificante y que además el dragado es indispensable, no es que sea, digamos, una fantasía de Nicaragua, sino que el dragado es un asunto importantísimo para mantener precisamente a los humedales, valiosos para la humanidad”, explicó el doctor Argüello, a través de una comunicación telefónica con Multinoticias, Canal 4.

Argüello explicó que se pudo exponer en La Haya con claridad y contundencia, que el dragado y el cuido de los humedales, se hace mucho más importante en estos momentos que en la margen derecha de Costa Rica, existe una fuerte sedimentación por el descontrolado despale.

“La mayor parte del sedimento que viene del Río San Juan viene de Costa Rica y ese sedimento va a caer al Río San Juan nuestro, entonces si las cosas no se componen de alguna manera, en 10 años, 20 años o 30 años el Río San Juan, por lo menos la parte nuestra, va a desaparecer y lo único que va a quedar es el río Colorado, entonces nosotros tenemos el derecho por un lado y la obligación hasta cierto punto, por así decirle, de mantener ese río vivo, no sólo para Nicaragua, sino para la humanidad, y la única manera de mantenerlo vivo es dragando para sacar el lodo y todo lo que nos tiran los ríos de Costa Rica, yo creo que eso quedó completamente claro, los testigos fueron testigos expertos”, aseveró.

En relación al tema que si Nicaragua ha causado daño al medio ambiente, los mismos testigos, especialistas con maestrías y doctorados, así como la exposición de nuestros abogados, se encargaron de desvirtuar cualquier aseveración de Costa Rica.

“Quedó clarísimo que ahí no hay ningún daño medio ambiental. ¿Qué daño puede haber? Si el dragado no ha variado mayormente, ni ha impactado en ninguna parte de Costa Rica”, expresó.

Costa Rica sí hace daño con su carretera

En cuanto a los supuestos daños en la zona de Harbour Head, recordó que será la Corte Internacional de Justicia la que determinará el caso y en ese momento se hablará quién causó daños, pero Argüello subrayó que esas afectaciones son inconmensurablemente menores en relación al impacto dañino de la trocha de más de 100 kilómetros que construyó Costa Rica a la orilla del Río San Juan.

Indicó que en relación al tema de la carretera o trocha, Nicaragua tiene amplia información y pruebas del daño inmenso que está causando a nuestro río, a la fauna y los diferentes ecosistemas.

Argüello reiteró que Nicaragua no ha hecho ningún daño en la zona de Harbour Head, mientras Costa Rica con su carretera ha causado un daño increíble a nuestro río San Juan, incluso a los propios ecosistemas costarricenses.

Hizo ver que expertos y especialistas de la misma Costa Rica en diversas oportunidades, alertaron a su gobierno del deterioro ambiental y las violaciones a las leyes, que estaban ocasionando con esa carretera.

“Los costarricenses saben que esa carretera es un desastre y es una barbaridad (…) pretender decir que Nicaragua ha causado algún daño en esa zona, es increíble e insostenible”, argumentó Argüello, al determinar que todos dentro del equipo nicaragüense están muy satisfechos por el trabajo de defensa de nuestra soberanía.

Nicaragua se lució

Sobre el dique de concreto que Costa Rica construyó en la zona de Harbour Head, Argüello manifestó que el equipo jurídico costarricense se comprometió a presentarlo, pero subrayó que cualquier cosa que hayan hecho en ese lugar, no era necesario, pues el propio personal de la Convención Ramsar había determinado que lo ya se había hecho no causaba ningún daño irreparable.

En sus palabras finales, el doctor Argüello señaló que el equipo de especialistas y abogados nicaragüenses se lució, mientras lamentó el papel hecho por la contraparte costarricense que ante las pruebas abundantes no tuvo argumentos para rebatirlas.

“Como coordinador del equipo nicaragüense, tanto con los asesores y colegas y técnicos de Nicaragua que están trabajando en esto, como con el equipo internacional de extranjeros, tanto técnicos como colegas que están trabajando esto, han hecho un papel formidable. Creo que Nicaragua ha quedado con la cabeza muy en alto en este asunto. A mí me da pena decirlo, porque yo soy parte del equipo, pero creo que Nicaragua se ha lucido ahorita y cualquier imagen que la propaganda de Costa Rica, que es increíble la forma que ellos hacen su imagen, creo que ahora Nicaragua lo ha hecho mejor que ellos y los ha puesto en su lugar y estoy seguro que la Corte también va a poner la cosas en su lugar”, aseguró Argüello.

Los alegatos orales de este diferendo por la zona de Harbour Head y por el daño ambiental que la trocha de Costa Rica causa al Río San Juan, continuarán la próxima semana. La CIJ podría estar dando sentencia en octubre o noviembre próximo, según valoran expertos.