La institución policial, ha logrado en menos de un año, reducir los índices delictivos en el Barrio Jorge Dimitrov. El plan de fortalecimiento a la seguridad ciudadana, que promueve los valores familiares ha resultado todo un éxito, reflejándose en la satisfacción de la población de esta localidad de Managua.

La compañera Socorro Beltrán, Jefa de la Comisaría del distrito I de Managua, aseguró que los índices de violencia intrafamiliar, y particularmente hacia la mujer, se han reducido significativamente, debido a los valores que ha promovido esta institución en la familia.

“Fortaleciendo a la familia en el hogar, vamos logrando desacelerar el delito. El objetivo es trabajar a la familia desde la comunidad, como una política de Estado. Muy sabiamente nuestro Jefe Supremo de la Policía Nacional, el Comandante Daniel Ortega, ha venido trabajando con estas políticas de Estado”, expresó.

Durante una entrevista con El 19 Digital, el poblador Juan Méndez, valoró que efectivamente ahora en este barrio hay menos violencia, mayor presencia policial y seguridad.

“Esto nos ha servido, porque ahora estamos más tranquilo, aquí antes era como el Oeste, día y noche los pleitos. Pero con el proyecto de Asuntos Juveniles, los jóvenes en riesgo han cambiado y ahora son hombres de bien”, destacó.

De igual forma, la habitante Magali Lacayo, indicó que con la instalación de la unidad preventiva de la Policía Nacional, y la visita constante del jefe de sector, se han logrando importantes resultados.

“Se dan menos pleitos con las familias, y creo que esto se debe a los esfuerzos de la Policía. Se ha creado mayor vigilancia en los sectores críticos, y se ha logrado que los focos de violencia se reduzcan a cero. Hemos aprendido a vivir más en comunidad”, aseguró.

El Comisionado Luis Alberto Moreno, Jefe de la Subdelegación del Barrio Jorge Dimitrov, recordó que hace pocos meses, antes de reforzarse la seguridad ciudadana en este barrio, era prácticamente imposible circular en sus calles.

“Ya a las 6 de la tarde, las personas no podían salir de su casa. Entonces instalamos una unidad preventiva, y de esta forma se ha manifestado la paz, un modelo de tranquilidad, de amor”, señaló.

El jefe policial expresó que aunque se ha logrado reducir el índice delictivo, todavía hace falta mucho por hacer en este barrio, tomando en cuenta que los jóvenes, y los padres de estos, aún cultivan una esperanza por el desarrollo; por lo que los apoyan diariamente en el estudio, el trabajo y la unidad familiar.