Desde la iglesia La Merced en Managua, el padre Antonio Castro, realizó una misa con el objetivo de promover y defender la vida, haciendo consciencia en la población para que los conductores manejen con cuidado y así no tener víctimas que lamentar.

La ceremonia religiosa estuvo acompañada por miembros de la Policía Nacional, participantes de la fundación PUDE y feligreses.

“El mensaje central es hacer consciencia en los jóvenes especialmente para que sepan utilizar y poner en práctica las leyes de tránsito del país para evitar tragedias, evitar dolor y evitar sufrimiento”, externó Castro.

“Si ama la vida se aman las leyes, si amas la vida vas a respetar la ley de Dios que te manda a amar, proteger y cuidar la vida”.

La actividad enmarca dentro de la campaña de accidentes de tránsito que está promoviendo la Policía Nacional, que hace “un llamado a la reflexión a todas las personas que nos desempeñamos en la vía pública, los conductores y pasajeros para que contribuyamos con nuestras acciones a incrementar en nivel de seguridad en los desplazamientos sobre la vía”, indicó Norman Castillo Alanís, Subdirector de Tránsito Nacional.

Castillo resaltó que “El gobierno está encaminado a realizar actividades que influyan en el comportamiento de los conductores como es el respeto a las señales de tránsito, respeto a los límites de velocidad, respeto al peatón, en especial con niños y ancianos”.

Azucena Ramírez de la Fundación PUDE, explicó que es “una fundación apoyada por madres, padres y familiares que han perdido hijos e hijas en accidentes de tránsito. Tomamos la decisión de apoyarnos, cambiar, transformar nuestro dolor en esperanza y ayudar a otros, realizando jornadas de reflexión de accidentes de tránsitos en universidades, colegios acompañados de la Policía Nacional”.

Enfatizó que ha sido sumamente importante todo el trabajo que está realizando el gobierno desde diferentes sectores para evitar accidentes de tránsito.

“Cuando mi hijo murió yo era prácticamente sola, hace 22 años, ahora nos sentimos acuerpados con una política del estado que lucha por salvar la vida de los nicaragüenses, trasformar valores y el respeto a la vida humana”, finalizó.

“Esperamos que esto alerte a la población, más que todo a la juventud que anda perdida en las drogas y en el alcohol, haciendo que muchas veces se den accidentes”, manifestó Maritza Espinoza.