El coordinador de la Bancada del FSLN en la Asamblea Nacional, compañero Edwin Castro, manifestó que este grupo legislativo respaldará los esfuerzos de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) que está solicitando que la pensión reducida que otorga el Gobierno Sandinista vía decreto ejecutivo, adquiera rango de Ley de la República.

El miércoles pasado, Castro y otros legisladores sandinistas, acompañaron a directivos de la UNAM, encabezados por el compañero Porfirio García, a entregar a la Primera Secretaria del parlamento, una iniciativa de ley de cuatro artículos.

Este jueves, el diputado sandinista recordó que es con el Gobierno Sandinista, y particularmente por voluntad expresa del presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, que los adultos mayores fueron restituidos en sus derechos a la pensión reducida, gracias a un decreto ejecutivo.

“Ellos (los adultos mayores) vinieron a ponerlo por ley, pero no te cambia en ningún momento el espíritu, ni la fuerza del decreto, entonces no vemos mayor problema en respaldarlo si eso les da una mayor tranquilidad”, dijo Castro, al felicitar a los miembros de la UNAM por presentar una iniciativa que cumple todos los requisitos de ley.

En relación a un eventual reajuste en las pensiones, y en este caso de la llamada pensión reducida, Castro explicó que cualquier incremento es potestad de la Junta Directiva del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) “porque tiene que hacerlo en base a un análisis actuarial y capacidad del INSS”.

En igual sentido se pronunció el presidente de la Comisión Económica, diputado Wálmaro Gutiérrez, quien afirmó que existe un gran compromiso de respaldar la gestión de los adultos mayores, para que el decreto ejecutivo se convierta en ley y de esa manera dar mayor tranquilidad a este sector social.

“Hay un compromiso de respaldar la gestión para darle algún nivel de respuesta satisfactoria a esta demanda de este importante y sensible sector de la sociedad nicaragüense”, declaró Gutiérrez.

Hay voluntad permanente de mejorar niveles de vida

Agregó que incrementar el monto no es un asunto tan sencillo, "sin embargo no se puede dejar de reconocer la voluntad política permanente que ha tenido el presidente Daniel Ortega de estarle dando respuesta a este importante sector".

Actualmente, los adultos mayores que no lograron alcanzar las 750 semanas cotizadas que establece la Ley de Seguridad Social, reciben una pensión reducida en base a las cotizaciones que lograron. Los montos van desde los 1 mil 200 córdobas, 2 mil y 2 mil 800 córdobas.

Vale recordar que la pensión reducida fue cercenada de la Ley de Seguridad Social por el gobierno neoliberal de Violeta Chamorro, eliminación que fue ratificada por los ahora ex mandatarios Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.

En la iniciativa presentada, la UNAM define cinco categorías de pensión reducida. El artículo tercero habla de las disposiciones de la ley que se aplicarían a todas las personas mayores de 60 años y que no lograron las 750 cotizaciones que exige la legislación en materia de Seguridad Social.

El miércoles pasado el asesor en temas económicos del gobierno, compañero Bayardo Arce destacó que el monto global de la pensión reducida para los afiliados de la UNAM asciende a unos 35 millones de dólares anuales.