La comunidad evangélica nicaragüense manifestó su respaldo a los esfuerzos que realiza el Gobierno Sandinista en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), a fin que a Nicaragua se le ratifique la razón jurídica e histórica en el diferendo con Costa Rica que pretende usurpar la zona oeste de la laguna Harbour Head en nuestro Río San Juan.

Ambientalistas y expertos en derecho internacional, se reunieron en un hotel capitalino, con representantes de las congregaciones evangélicas del país, para explicarles los últimos actos que ha realizado Nicaragua en la CIJ para defender nuestra soberanía y el derecho a dragar el Río San Juan, pero también las acciones ilegales que ha cometido el gobierno de Costa Rica.

El ambientalista del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE), Kamilo Lara, informó a los religiosos, que durante la Semana Santa, mientras la mayoría de nicaragüenses gozaba de sus vacaciones y participaba de las actividades religiosas, Costa Rica ordenó a sus funcionarios realizar más de 100 vuelos en helicóptero para ingresar al sitio de Harbour Head y trasladar material ajeno al lugar, en clara contraposición a lo ordenado por la CIJ en noviembre del 2013.

Ese material era para construir un dique de concreto que dañaría seriamente el ecosistema del lugar. “Evidentemente no hay ninguna restauración, hermanos y hermanas, lo que ellos hicieron es algo nuevo, es la construcción de un dique con materiales ajenos a la zona, una construcción de un dique que el canciller de Costa Rica se atrevió a decir todavía que habían rellenado con sacos de arena, y tenemos las imágenes de la carga, del helicóptero y del material ajeno a la zona”, detalló Lara a los líderes evangélicos.

Agregó que hay una mala intención, porque esa situación ocurre a pocos días que iniciaran las alegatos orales, última etapa del proceso jurídico en La Haya, a fin de tratar de confundir a los máximas autoridades de la CIJ.

“El interés es de secar la bahía de San Juan, la parte de la Isla San Juan, la parque noreste de Harbour Head, que no es un territorio en disputa, es un territorio nicaragüense”, declaró.

El experto en derecho internacional, Manuel Madriz, también participó del encuentro para explicar que Nicaragua cuenta con la razón histórica y jurídica que se sustenta en los laudos Alexander y Cleveland y en el tratado Jerez-Cañas, documentos que Costa Rica quiere desconocer con acciones ilegales.

Jornada de oración en defensa de la soberanía

El reverendo Omar Duarte, en nombre de la Federación de Iglesias Evangélicas Nicaragüenses, hizo un llamado al gobierno de Costa Rica, a la cordura, entendimiento y a la no violación de las medidas dictadas por la CIJ.

“Hay que esperar el fallo, nosotros estamos orando como pueblo evangélico de Nicaragua y haciendo un llamado al gobierno para que siempre pueda mantener la defensa como se ha estado haciendo en la Corte y que podamos verdaderamente cuidar lo que Dios nos ha dado. Los nicaragüenses, especialmente el pueblo evangélico, estamos conscientes de preservar la oración, el ayuno para que Dios bendiga nuestra tierra, Dios guarde nuestro camino y podamos entender que la razón y el derecho de este Río San Juan, que es solamente de Nicaragua, mantenga el sumo imperio que nosotros tenemos sobre el río”, declaró Duarte.

En estos días inició la última etapa del proceso jurídico, en la que representantes de ambas naciones brindan sus alegatos orales. El representante de Nicaragua en La Haya, doctor Carlos Argüello, fue claro en afirmar que Costa Rica no puede impedir trabajos de dragado en nuestro territorio. Igualmente recalcó que Nicaragua "no ha violado" ninguno de los acuerdos con Costa Rica ni tampoco la ley internacional.