A través del Instituto Nicaragüense de Pesca y Acuicultura (Inpesca), el Gobierno Sandinista, se encuentran desarrollando diferentes planes de trabajo con cooperativas pesqueras de Masachapa.

Con el objetivo de promover el desarrollo de estas cooperativas por medio de la actividad exportadora, el Inpesca ha capacitado a más de 2 mil pescadores artesanales de las cooperativas Mujeres al Poder, 2 de septiembre y Masachapa.

El compañero Javier Huerta, Responsable de Capacitación y Asistencia Técnica de la Dirección de Fomento y Desarrollo Pesquero, indicó que estos cursos han agregado valor y mayor rentabilidad a los productos de estas familias.

“Inpesca da asistencia técnica y asesoramiento en cuanto a los bancos de pesca, manipulación de productos pesqueros; procesamiento de productos pesqueros, diseño de nuevos productos, fileteo, producción de tortas, deditos y fajitas de pescados”, detalló.

También aseguró, que a estas tres cooperativas, propietarias de al menos 24 lanchas pesqueras, se les está asesorando en relación al desarrollo de una pesca responsable y amigable al medioambiente.

“Este es un trabajo que tenemos en todo el país; les instamos a no utilizar bombas para pescar, para no acabar con el recurso”, señaló.

Huerta valoró que, en relación al 2014, se han incrementado los volúmenes de producción y exportación hasta en un 10%, logrando extender el comercio del sector pesquero de Masachapa hasta Estados Unidos, Europa y Asia.

Se organizan y capacitan

Eduardo Gutiérrez, Presidente de la Cooperativa 2 de septiembre, precisó que en temporada alta, este sector logra (cada mes) exportar hasta 40 mil libras de pescado dorado y dolphin, los más cotizados en el mercado internacional.

“Inpesca nos organizó, y estamos trabajando de la mano. Uno de los requisitos es que el producto tenga calidad. Cuidamos la captura del pescado, que no se dañe en las redes; además de mantenerlo refrigerado, no pelarlo”, explicó el joven.

Expuso que cada pescado, para ser exportado, tiene que pesar al menos 5 libras; el pescado que no cumple con este requisito, también es aprovechado por las llamadas ‘paneras’, o pequeñas comerciantes de pescados, que venden en la playa.

José Abraham Castillo, Responsable del Centro de Acopio Nica Fish, explicó que hasta este lugar, llegan los pescadores artesanales a vender sus productos; donde los mismos pasan un proceso de calidad y clasificación para su posterior exportación.

“Acopiamos pargo-mancha, dorado, guacamayo, róbalo, cola amarilla, Esperamos que con el próximo invierno, las lluvias traigan sardinas, y por tanto el dorado viene comiendo y sale a flote, y se hace más fácil pescarlo, y se pone bueno”, indicó.

Cooperativa de mujeres

Por su parte, Mercedes del Socorro Hernández, miembro de la Cooperativa Mujeres al Poder, aseguró que ella y otras 35 socias, están felices con el apoyo que han recibido del Gobierno del Presidente Daniel y la compañera Rosario Murillo.

“Hemos salido adelante como mujeres, trabajando con el Programa Usura Cero. Nunca habíamos estado organizadas, pero el Gobierno Sandinista nos apoyó, y nos sigue apoyando con seminarios de valores, cómo administrar un negocio y dando créditos”, aseguró.

Esta mujer emprendedora, lleva más de 35 años de dedicarse a esta faena. Sin embargo indicó que no ha sido sino hasta ahora, con la asistencia que ha recibido de parte del Inpesca, que ha logrado llegar a vender hasta unas 300 libras de pescado por día.

El sector de pesca artesanal de Masachapa, indicó que a pesar que actualmente estiman un 10% de incremento en este rubro, esperan que con la entrada del invierno, puedan seguir incrementando las cifras de exportación, y de esta forma fortalecer el cooperativismo local.