En encuentro se realizó en Casa de Los Pueblos y estuvieron presentes el director del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), Marlon Torres; el embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez; y el presidente de la Asociación Nicaragüense de Béisbol, Nemesio Porras, entre otras personalidades.

El comandante Daniel recibió de la delegación cubana una pelota y una camisa autografiada con los nombres de todos los peloteros cubanos, quienes aprovecharon la oportunidad para saludar y tomarse fotografías con el líder revolucionario.

Daniel recordó que en los años ochenta a pesar de la guerra y las dificultades, en Nicaragua hubo un gran auge en el deporte, para lo cual el aporte de Cuba fue fundamental en relación principalmente al asesoramiento.

Daniel señaló que tuvieron que pasar más de 18 años para que el pueblo de Nicaragua “tuviese la oportunidad de disfrutar de las capacidades” y del “nivel deportivo que tiene Cuba en el béisbol”, así como también que los peloteros nicaragüenses pudieran foguearse con sus pares cubanos.

“Ganó el béisbol, disfrutó el pueblo nicaragüense, disfrutó el pueblo cubano”, afirmó Daniel, recordando que los partidos amistados fueron transmitidos por los medios de comunicación tanto en Nicaragua como en Cuba.

El comandante destacó la importancia de seguir apoyando el deporte nicaragüense, tal y como se hacía en los años ochentas. El apoyo al deporte fue interrumpido recordó en 1990 con el arribo a la Presidencia de los gobiernos neoliberales.

Asimismo, el comandante enfatizó en el tema de los estadios del país, los cuales no cuentan con las óptimas condiciones para practicar el béisbol, por lo que se estará trabajando con especialistas cubanos para mejorar las condiciones de estos campos, inclusive el Estado Nacional Dennis Martínez, en el cual además se estará trabajando con especialistas mexicanos para recuperar esa joya del deporte nacional.

En este sentido el comandante se disculpó con los fanáticos de los departamentos de Matagalpa, Estelí y León, donde se habían programado también encuentros amistados entre las dos selecciones.

Daniel reconoció que en Nicaragua “no ha habido todavía un esfuerzo a fondo para tratar de recuperar el estadio” Dennis Martínez, luego del terremoto de destruyó Managua en 1972.

Si bien existe la necesidad de mejorar las condiciones de los estadios, el comandante enfatizó que lo primordial son los campos de juego, por lo que con el apoyo de especialistas cubanos se empezará a mejorar los campos de los distintos departamentos que juegan en el Pomares.

El comandante instó a las alcaldías municipales, encargadas de administrar los estadios, a no usar estas estructuras en eventos que no sean deportivos y así mantenerlos en óptimas condiciones.

“Vamos a pedirle a Cuba y establecer un convenio (…) para que nos mande un grupo de expertos, que hagan un estudio de los estadios para hacer lo que serían los ajustes fundamentales en el terreno, docouts, las luces, en lo básico”, explicó.

El comandante destacó la importancia del béisbol amateur, el cual ha venido siendo potenciado por la liga Pomares, que se jugó durante los años ochenta y que ahora bajo el Gobierno Sandinista se ha vuelto a rescatar.

“Es un semillero, son todos los departamentos del país participando y allí está surgiendo mucho pelotero que son un potencial”, afirmó.

Daniel recordó que Cuba es una potencia en muchas ramas deportivas gracias al apoyo que le ha dado la Revolución, de tal manera que en Nicaragua se están haciendo grandes esfuerzos para potenciar lo máximo esta disciplina deportiva.

Ha triunfado el béisbol y la Revolución

El embajador de Cuba en Nicaragua, compañero Eduardo Martínez Borbonet, agradeció al Presidente de Nicaragua por haber sido uno de los principales artífices de la jornada deportiva sostenida por ambas selecciones de béisbol.

“Ha sido una oportunidad extraordinaria este tope que todos hemos disfrutado tremendamente, en primer lugar queremos darle las gracias al comandante Daniel que fue el primer impulsor de este tope, le puso todo el entusiasmo y todo su apoyo”, patentizó Martínez.

Agregó que los cincos partidos que se celebraron fue una verdadera fiesta deportiva, tanto en Nicaragua y en Cuba, donde el pueblo cubano pudo disfrutarlo a través de la pantalla de televisión.

“Ha habido un entusiasmo tremendo a nivel de pueblo, una alegría que forma parte de esa hermandad tan grande que existe entre nuestros dos pueblos y como el béisbol es una pasión tanto para nicaragüenses, como para cubanos lo hemos disfrutado mucho por tanto esto nos ha hermandado más”, patentizó el diplomático cubano.

Destacó que después de esta experiencia entre ambos equipos, se está trabajando en planes futuros que permitan incentivar estos intercambios deportivos, incluyendo capacitaciones en entrenamiento y otros proyectos.

“Ha sido una experiencia realmente inolvidable, nuestra delegación, nuestros peloteros han disfrutado, se han percatado del fervor del público nicaragüense, del respeto con que se les ha tratado, de la hospitalidad de que han sido objetos en todos los lugares donde han estado”, reconoció Martínez

Eugenio Vélez, en nombre del Equipo Nacional de Cuba entregó un presente al comandante Daniel, entre estos una pelota autografiada con los nombres de todos los peloteros cubanos y una camiseta del uniforme oficial. Indicó que el presente se lo entregaban en ocasión del Día del Padre que se celebra en Nicaragua los 23 de junio de cada año.

“Primero que quiero hacer, es agradecerle profundamente a usted y a nuestro comandante en Cuba que hayan hecho posible que se rescaten estos topes que a la vez rescatan la amistad y confraternidad que ha existido toda la vida entre nuestros pueblos”, dijo Vélez.

Indicó que el pueblo cubano se mantuvo paralizado durante las horas que se realizaron los cinco partidos, demostrando que entre ambos pueblos el beisbol recorre en sus venas.

“Nos hemos sentido como en casa, hemos sentido el calor del sol, pero más que el calor del sol, hemos sentido el calor humano, hemos sentido ese calor que se siente, que se percibe diariamente desde que usted se levanta en el hotel, hasta que llega a desayunar, hasta que se acuesta, cuando llega al terreno, todo lo que de una forma u otra han tenido que ver con este tope, pienso han puesto su granito de arena y que nuestros pueblos han disfrutado. Ha triunfado el beisbol y ha triunfado la Revolución”, reconoció el dirigente de la pelota cubana.

Afirmó que los peloteros cubanos estaban dispuestos a jugar en todos los estadios donde se programaron partidos, esto a pesar de las condiciones de los campos.

Campeonato Germán Pomares una cantera de peloteros


Durante el encuentro con el mandatario nicaragüense, el Presidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol (FENIBA) Nemesio Porras, le agradeció todo el respaldo que el Gobierno Sandinista ha hecho al beisbol, particularmente a las categorías infantiles y al Campeonato de Primera División Germán Pomares Ordoñez, en el que participan equipos de todos los departamentos.

Porras quien fue uno de los principales miembros de la Selección de Nicaragua en los años 90, le indicó al comandante Daniel que el beisbol nicaragüense requiere de la experiencia y capacitación de técnicos cubanos, para seguir desarrollando en las diferentes categorías.

Le aseguró que producto de ese apoyo al beisbol en los últimos cinco años, han surgido peloteros que forman parte de la nueva cantera que representarán a nuestra patria en eventos deportivos.

“Necesitamos la ayuda de gente que sabe más que nosotros, de gente que está más tecnificada y en esos niveles necesitamos capacitar a nuestros entrenadores y también necesitamos por supuesto entrenadores cubanos para poder aligerar el proceso”, le dijo Porras al comandante Daniel.