Con un total de 88 votos a favor, fue aprobada la Ley de Sociedades Financieras de Inversiones por parte de los diputados de la Asamblea Nacional, dicha aprobación facilitará la creación de herramientas para la promoción de inversiones de grandes magnitudes, lo cual favorecerá el desarrollo económico de nuestro país.

Los parlamentarios afirmaron que con este nuevo proceso, los inversionistas tendrán mayor apertura para invertir en nuestro país en los diferentes rubros de nuestra economía, así mismo, contarán con el respaldo legal necesario para efectuar correctamente sus inversiones.

“Esta ley está basada en la línea de la estrategia de atracción de inversiones que ha venido desarrollando nuestro gobierno, un producto de dicha estrategia es pasar de una inversión extranjera de 430 millones de dólares en 2006 a mil 500 millones de dólares en 2013 y un poco superior en 2014, lo cual implica que hay crecimiento de la inversión extranjera y dicha ley buscará la atracción de ese capital extranjero ofreciéndoles un marco jurídico en nuestro país” destacó el diputado Douglas Alemán.

Así mismo, la nueva ley orienta el cumplimiento de requisitos que permitirán el ingreso de capital extranjero el cual podrá ser invertido en la economía nacional en sus distintas actividades las cuales podrían ser en el sector productivo y de infraestructura.

“La ley cuenta con una serie de marcos que permiten que el inversionista extranjero pueda traer recursos a Nicaragua mediante este tipo de sociedades, se establecen en ellas las formas de control que debe tener el gobierno como responsable del control y coordinación de la economía nacional, permitiendo así que el inversionista tenga un mecanismo jurídico y seguridad en su inversión” añadió.

Por su parte, el diputado Wálmaro Gutiérrez, señaló que con la ley se ha creado una entidad particular la que se especializa en la intermediación y canalización de recursos para que los mismos sean enfocados en obras de infraestructura estratégica para el desarrollo económico de Nicaragua.

“Este tipo de instituciones viene a llenar un vacío real que tiene Nicaragua, pues no contamos con una banca de inversión, contamos con un sistema financiero que es integrado por banca comercial pero no tenemos banca de inversión que pueda canalizar o dirigir recursos para proyectos de carácter estratégico como carreteras, puertos, desarrollo municipal, por lo tanto las sociedades de inversión tendrán la posibilidad de intermediar recursos de mercado internacional y enfocarlos en obras estratégicas” concluyó.