Niños vacunados garantizan futuras generaciones de nicaragüenses sanos, por lo que los padres de familia se muestran complacidos con la Jornada Nacional de Vacunación que realiza el Gobierno Sandinista.

Este martes, brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) visitaron el barrio El Recreo, donde vacunaron casa a casa a la población en general, sobre todo a niños, mujeres embarazadas y adultos mayores. De la misma forma vacunaron a miles de alumnos de preescolar, primaria e incluso secundaria del Colegio Benjamín Zeledón, aledaño a este barrio capitalino.

Con esta jornada las autoridades buscan proteger a la población contra 14 enfermedades, como la poliomielitis, la tuberculosis, la difteria, la tos chifladora, el tétano, la hepatitis, la diarrea y el sarampión.

“Es mejor prevenir, porque si no prevenimos vamos a parar a un hospital con un niño”, dijo la señora Verónica Maltez, en cuyo hogar fueron inmunizados 5 menores de edad.

Además de las vacunas, el Minsa está aplicando vitaminas y desparasitantes, principalmente a los niños.

“Un niño sano garantiza una feliz familia”, expresó Eveling Concepción Gómez, otra de las pobladoras.

De acuerdo a la doctora Débora Espinoza, directora del Centro de Salud Altagracia, la población está consciente de la necesidad de este trabajo, donde se inmuniza contra enfermedades perfectamente prevenibles. En este sentido, agradeció el apoyo que están recibiendo por parte del Poder Ciudadano, el cual acompaña a los brigadistas en las visitas casa a casa.

Para dar una idea del impacto de esta jornada en el barrio, basta señalar que solo en el Instituto Benjamín Zeledón fueron vacunados 1 mil 39 alumnos, según datos brindados por la directora de ese centro de estudios, profesora María Luisa Ramírez.