La Casa Blanca informó que el presidente Barack Obama decidió eliminar a Cuba de la lista de estados patrocinadores de terrorismo, un paso clave en su intento de normalizar las relaciones entre ambos países.

La Casa Blanca agregó que Obama ha presentado los informes y certificaciones requeridos al Congreso indicando su intención de sacar a Cuba de la lista.

Obama tomó la decisión final tras una revisión del Departamento de Estado.

“Como parte de su anuncio del 17 de diciembre de 2014 de cambios en las políticas relacionadas con Cuba, el presidente Obama dio instrucciones al Departamento de Estado para llevar a cabo una revisión de la designación de Cuba como un estado patrocinador del terrorismo sobre la base de una evaluación de los datos disponibles”, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

La salida de Cuba de la lista podría facilitar la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

El Congreso tiene 45 días para considerar la eliminación de Cuba de la lista antes de que surta efecto, pero no puede interferir con la decisión de Obama sin votar una legislación separada, una medida que la Casa Blanca ha considerado poco probable.