Cuando millones de espectadores sintonizaron HBO el domingo a la noche para entregarse a una nueva aventura en Poniente, los empleados de la empresa estadounidense se encontraban ocupados con otra tarea.

La noche del sábado, pocas horas antes de la difusión mundial del primer episodio, los cuatro primeros capítulos de la quinta temporada de Game of Thrones fueron filtrados en internet según se reveló el sitio web TorrentFreak.

“Los episodios que fueron filtrados, que parecen ser copias enviadas a críticos de medios, fueron descargados más de 100.000 veces en apenas tres horas”, escribió el domingo el sitio especializado en información sobre archivos compartidos.

HBO confirmó la filtración en un comunicado breve: “Lamentablemente, parece que la filtración de los cuatro episodios de la nueva temporada de Game of Thrones tiene su origen en el grupo que había sido aprobado por HBO para recibirlos”.

“Buscamos activamente determinar cómo esta falta pudo haberse cometido”, añadió la compañía.

Una fuente anónima filtró los episodios “The Wars to come”, “The House of Black and White”, “High Sparrow” y “The Sons of the Harpy” con una marca de agua y una calidad de 480p (480 líneas verticales de resolución de pantalla), cuando la calidad a la que la emite la HBO suele ser superior, a 720p o 1080p.

Además, en los archivos se podía notar cómo una marca de agua, utilizada para indicar su propiedad, fue difuminada.

Mientras millones de fanáticos no pudieron contener las ganas de conocer los eventos de la serie y accedieron a estas copias en peor calidad, otros ya mostraron quejas en las redes sociales al que no desean conocer los detalles hasta ver cada capítulo.

Una semana antes del estreno, un productor de la serie, Greg Spence, se había mostrado preocupado por las posibles filtraciones y el entusiasmo que rodea a Game of Thrones: “El elenco está dando vueltas por el mundo, los archivos van y vienen. Los artistas están trabajando en locales de efectos especiales en varios países. Los archivos tienen marcas de agua y los editores tienen que confirmar por escrito cuando las borran”, indicó al diario The Denver Post para ilustrar la reserva con la que se debe trabajar para mantener los secretos de la trama.

Estaba previsto que se difundiera el primer episodio de la nueva temporada de esta serie en simultáneo en los 170 países en los que se transmite, cualquiera sea la diferencia horaria.

En 2014 Game of Thrones fue la serie más pirateada del año, por arriba de The Walking Dead y The Big Bang Theory, al ser descargada de manera ilegal más de 8 millones de veces.