El compañero Telémaco Talavera, Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), resaltó que la participación del presidente de Cuba Raúl Castro, y el encuentro fraterno y respetuoso con el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la VII Cumbre de las Américas, es un hecho histórico que marca un cambio en la región.

“En el caso de Cuba todos aspiramos que el bloqueo económico termine. No depende del presidente Barack Obama, él ha dicho que lo va a plantear al congreso, esperamos que se tome una decisión en esa dirección”.

Fue una cumbre exitosa que marcó un antes y un después en las relaciones y la integración de América Latina y el Caribe, sobretodo en la relación de Estados Unidos con el resto de los países, según externó Talavera.

“El presidente Ortega lo decía, habían dos países que son como ‘dos alas de un mismo pájaro’, por un lado Cuba, que ya se logró incorporar, y por el otro Puerto Rico, que esperamos logre su independencia para tener una participación plena”.

Telémaco resaltó que “Vemos que no se eliminaron las tensiones con Venezuela, pero creo que se redujeron las tensiones porque había una posición del mundo y de los países de América Latina y el Caribe que efectivamente tenía que cambiarse la posición de Estados Unidos”.

“La reunión del SICA fue muy importante para abordar temas de carácter económico y social, así se ve que fue una cumbre exitosa, a eso le sumamos el foro de rectores, de empresarios, el foro de jóvenes y el de los pueblos indígenas”, afirmó.

Por su parte, Silvia Ruck, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien se encuentra de visita en Nicaragua, manifestó que la Cumbre de las Américas es un mayor acercamiento de Estados Unidos con toda la región.

“El mensaje más importante es el restablecimiento de las relaciones con Cuba. Realmente la región ha sufrido cuando Estados Unidos ha dado la espalda, porque si vemos lo que son las economías de los países de la región, cuando Estados Unidos crece también a la economía de América Latina le va mejor”.

“He estado escuchando comentarios sumamente positivos. Así como decía el secretario general, 2015 es un año de cambios y esta cumbre marca un cambio importante para nuestra región”.