El presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos Martínez, tuvo anoche un breve intercambio de palabras con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el que le expresó su confianza de que Puerto Rico esté próximamente como país soberano en foros internacionales como las Cumbres de las Américas.

En la conversación, según narró esta mañana el propio Berríos Martínez, el presidente Obama dijo que el papel futuro de Puerto Rico en cónclaves internacionales va depender de la voluntad de los puertorriqueños. Berríos Martínez indicó que le advirtió al presidente Obama que también depende de la voluntad de EEUU.

El encuentro se dio durante la cena de estado de la VII Cumbre de las Américas, en la zona de Panamá Viejo.

Berríos Martínez estuvo presente en el evento invitado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de quien es asesor para Asuntos Internacionales y de Descolonización, con la idea de elevar el debate sobre la situación colonial de Puerto Rico.

Junto a Berríos Martínez estaba el embajador de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, cuando coincidieron con el presidente Obama.

“(Obama) tenía que pasar por allí. Fue un saludo y un intercambio de palabras muy normal”, dijo Berríos Martínez, en una entrevista con El Nuevo Día.

Desde que el presidente Bill Clinton convocó en el 2000 a los tres presidentes de los partidos políticos de Puerto Rico – Berríos Martínez; Sila Calderón, del Partido Popular Democrático (PPD); y Carlos Pesquera, del Partido Nuevo Progresista (PNP)-, el líder del PIP no tenía un encuentro con un presidente estadounidense.

Berríos Martínez acompaña al presidente Ortega a la reunión plenaria de hoy de la VII Cumbre de las Américas, que concluiría sin una declaración conjunta, ante la falta de acuerdos como la insistencia de Nicaragua de que se le dé representación al movimiento independentista de Puerto Rico en futuros cónclaves.

Al final, lo que habría es una declaración del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en el que busca recoger los puntos que tuvieron consenso.

“No se pudo esquivar el tema de Puerto Rico, ni de forma directa ni de forma indirecta”, dijo Berríos Martínez.