El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela saludó en la VII Cumbre de las Américas que se desarrolla en ese país centroamericano al Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza y a jefes de Estado de las Américas para darles la bienvenida y agradeció al Papa Francisco por su mensaje.

Aseguró que “ha querido el destino que Panamá sea un punto de encuentro y de paz para el continente”, citando al Libertador Simón Bolívar. “Hoy nuestro país sigue cumpliendo ese mismo rol y ratificamos nuestro compromiso de garantizar los puertos, aeropuertos y corazón abiertos al mundo”.

"Estoy convencido que la búsqueda del bienestar de nuestros ciudadanos, los gobernantes vamos a sumar voluntades para superar las amenazas y los retos comunes", aseveró Varela.

"Los países del continente nos volvemos a reunir en Panamá para hablar de los problemas comunes y cómo enfrentarlos", así como para definir el rol que los países de la región están llamados a representar en el mundo.

También señaló que la región ha atravesado por épocas muy difíciles debido a dictaduras que dividieron a las naciones y cobraron numerosas vidas, entre ellas la del monseñor Óscar Romero, que "el próximo 23 de mayo será beatificado por la Iglesia católica en El Salvador, por la cual dio su vida".

Explicó que el futuro del continente se debate en la vida diaria, por tanto los jóvenes esperan que se adopten medidas concretas como viviendas dignas, agua potable, seguridad.

Sobre la droga que “representa el vicio, representa el luto y dolor para nuestra juventud, detalló que la solución es enfocarse a estrategias que propicien la paz. “Por eso el tema que escogimos (en la Cumbre) es prosperidad con equidad para que todos los países podamos contar con la infreaestructura” y los medios para resolver los problemas que “muchas veces queremos buscarlos” afuera “cuando en la mayoría de los casos los problemas están adentro”.

En ese orden acotó que el reto es que logren estar cada día más cerca de una “América en paz”.