Los presidentes de Cuba, Comandante Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, dialogarán el sábado en los márgenes de la VII Cumbre de las Américas a la que ambos asisten en Ciudad de Panamá, anticipó hoy la Casa Blanca.

La Administración agregó que no hay programado por ahora un encuentro formal entre ambos.

"Anticipamos que (Raúl y Obama) tendrán un diálogo mañana en los márgenes de la Cumbre", explicó a los periodistas el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

Durante una conferencia de prensa en Ciudad de Panamá en la que se habló del avance en las negociaciones entre ambos países, Rhodes dijo que "hay que mejorar las relaciones no solo con el gobierno sino también con el pueblo cubano", y que ahí iba el tema del embargo.

"Sabemos que hay apoyo bipartidista en el Congreso sobre las propuestas del presidente sobre Cuba", indicó y agregó que a la Administración le gustaría que el legislativo actúe rápido, sobre todo en el tema de viajes.

El miércoles, Raúl y Obama discutieron el proceso para retomar relaciones diplomáticas formales y abrir las respectivas embajadas durante una llamada telefónica, confirmó la Casa Blanca.

La llamada se realizó poco antes de que Obama abandonara la capital estadounidense con destino a Jamaica y la Cumbre de las Américas.

"Puedo confirmar que el presidente Obama habló con el presidente Castro el miércoles, antes de que abandonara Washington", confirmó un funcionario de la Casa Blanca.

La llamada es la segunda conversación entre líderes de Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo y se da poco antes de que se produzca un histórico encuentro entre ambos mandatarios.

La conversación telefónica entre ambos mandatarios es un nuevo gesto hacia la normalización de relaciones diplomáticas con Cuba anunciada en diciembre por ambos presidentes, que ha llevado a Estados Unidos a levantar algunas de las sanciones impuestas al régimen castrista y a trabajar en una reapertura de embajadas.

La llamada se conoció después de que el jueves el secretario de Estado, John Kerry, se reuniera en Panamá con el canciller cubano, Bruno Eduardo Rodríguez, y ambos tuvieran, según una portavoz estadounidense, "una discusión dilatada y muy constructiva".