¿Qué tanto se traduce el éxito económico de un país en progreso social para sus ciudadanos? Eso es precisamente lo que mide el Índice de Progreso Social, un ranking que va más allá de los indicadores económicos para medir las mejoras en la vida de sus habitantes.

Nicaragua ocupó el puesto No. 78 a nivel mundial, con un puntaje de 62.2, lo que nos ubica como una nación con progreso social medio, en comparación con economías más robustas. En el 2015 se midió el desempeño de 133 países a nivel mundial en 52 indicadores.

“En la dimensión de Necesidades Humanas Básicas, Nicaragua tiene mejor desempeño en Nutrición y asistencia médica básica y tiene la mejor oportunidad de mejorar en el componente de Vivienda. En la dimensión de Fundamentos para el Bienestar, Nicaragua tiene mejores resultados en Acceso a conocimientos básicos pero sus resultados son más bajos en Acceso a la información y las comunicaciones. En la dimensión de Oportunidades, Nicaragua tiene resultados más fuertes en Tolerancia e inclusión y puede mejorar su desempeño en Acceso a educación superior”, explica The Social Progress Imperative, desarrollador del estudio.

El Índice de Progreso Social del 2015, que califica a 133 países en base a su desempeño social y ambiental, fue creado por un equipo cuyo asesor principal es el Profesor Michael E. Porter de la Harvard Business School. Se diseñó como un complemento al PIB y otros indicadores económicos, para proporcionar una visión más holística del desempeño general de los países.

Michael Green, Director Ejecutivo del Social Progress Imperative dijo que: “Si los países de la región quieren seguir avanzando en la senda del progreso social, precisan seguir generando las oportunidades para que sus ciudadanos y comunidades desarrollen su pleno potencial, especialmente en tiempos de crisis económica”.