Pequeños productores cafetaleros atendidos por el Ministerio de Economía Familiar en el marco del Programa Nacional de Transformación de la Caficultura, evaluaron el Programa Cristiano Socialista y Solidario Crissol-Café, por medio del cual han recibido financiamiento para renovar, rehabilitar y dar mantenimiento a sus plantaciones de café, que es uno de los principales rubros de exportación del país.

Los productores se reunieron con miembros del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, en el Ministerio de Agricultura, donde expusieron los avances que han obtenido con el programa Crissol-Café así como las dificultades que han encontrado.

El Compañero Edward Centeno, del Ministerio de Agricultura, detalló que este año el programa Crissol Café estará llegando a 10 mil productores, de un total de 28 mil que cultivan café.

Detalló que desde el ciclo agrícola 2013 – 2014 se han atendido 6 mil 100 manzanas de renovación de cafetales, 3 mil 500 de rehabilitación y a mil 500 manzanas se dio mantenimiento, para un total de 10 mil manzanas atendidas.

En el próximo ciclo agrícola 2015 -2016 se estarán incorporando 5 mil nuevos productores al programa para trabajar en los tres componentes mencionados.

Centeno recordó que a través del programa Crissol Café el gobierno ha facilitado procesos de capacitación, acompañamiento técnico y transferencia de tecnología, con el objetivo de incrementar el rendimiento del sector cafetalero.

Recordó que el programa cuenta con un fondo de 7 millones de dólares, de los cuales el 50% se utiliza en el componente de renovación de los cafetales, el cual tendrá un impacto en el mediano y largo plazo.

“El resultado (de la renovación del café) lo vamos a ver en los próximos años. La producción de una planta que se va a renovar en 4 o 5 años empieza a producir”, explicó Centeno.

“Esperamos tener un impacto en la producción de café en Nicaragua en el 2020” agregó, señalando que en ese plazo se espera una caficultura con más productividad, más café en el mercado, mejores ingresos para las familias productoras y mejoramiento de la economía nacional.

Comentó que en este momento el promedio de producción nacional por manzana de café es de 12 quintales, y se está previendo que con el programa ese promedio suba hasta 25 quintales por manzana.

Karen Lindo, pequeña productora de San Isidro, en Managua, dijo que la experiencia de los grupos solidarios que cultivan café ha sido muy buena.

“Mi grupo solidario de la Cooperativa Casimiro Sotelo, recibimos financiamiento para mantenimiento y este año para renovación. Los semilleros están en grapitas y en esta semana vamos a trasplantarlos”, comentó.

“Este programa nos ha beneficiado a todos los pequeños productores, porque nos han dado capacitaciones y seguimiento para nuestra producción de café”, agregó.