El constitucionalista y analista político, Fanor Avendaño, manifestó que el crecimiento constante que ha tenido el país en los últimos años, debe considerarse un logro del modelo económico social, que viene promoviendo el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega Saavedra en conjunto con los sectores empresariales y trabajadores.

Avendaño brindó comentarios sobre las proyecciones dadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en la que subraya que Nicaragua tiene las condiciones necesarias para tener un crecimiento sostenido del 5% en el 2015, uno de los principales de la región latinoamericana, a excepción de Panamá que se proyecta en un 6%.

La CEPAL reconoce en el informe que Nicaragua está entre las naciones que liderarán la expansión regional durante 2015, con un crecimiento del 5%, mientras Panamá crecerá un 6%, Antigua y Bermuda 5.4%, Bolivia y República Dominicana con un 5%.

“Es importante destacar que esto es un logro del gobierno de Nicaragua, de los sectores económicos y sociales. Se determina que cuando hay mesas de concertación, cuando hay políticas legitimas de conciliación, los pueblos avanzan y debe alegrarnos a los nicaragüenses, pero también es un gran desafío mantener una economía que está saliendo de la extrema pobreza”, opinó Avendaño.

Valoró que si bien el país tiene las condiciones necesarias para crecer ese 5%, ese crecimiento solamente será posible con el compromiso y concurso de todos los sectores productivos, sociales y económicos.

“Hay que hacer un reconocimiento de que este crecimiento también tiene un componente importante; los sectores obreros del país, la clase obrera y campesina ha dado un aporte invaluable a este crecimiento de Nicaragua, que esperamos sea mejor, pero sobre todo que vaya en esa ruta de no retroceso”, dijo el constitucionalista.

Ante la pregunta de por qué este crecimiento no llega al 7 u 8%, Avendaño recordó que ante las condiciones económicas internacionales y la inestabilidad de los precios de los hidrocarburos, es más meritorio el resultado que brinda el modelo económico nicaragüense, pues de no existir, seguramente el país estuviera creciendo entre el 2 o 2.5% y no cifras superiores a como está ocurriendo.

El presidente del Colegio de Contadores Públicos de Nicaragua, Freddy Solís Ibarra, resaltó que este crecimiento sostenido del país, obedece a las acertadas políticas de comercio exterior que promueve el gobierno, la seguridad ciudadana y la creciente inversión extranjera.

Solís asegura que muchos empresarios al decidir invertir en Nicaragua, lo hacen atraídos por la seguridad ciudadana, el bajo costo de producción y el dialogo social o intercambio en las mesas de trabajo entre empresarios, gobierno y trabajadores.

“No es cualquiera que trepa a un 4.5% y ahora a un 5%, que es una cifra importante y esperamos que esto se traduzca en más trabajo, mayor inversión”, comentó el rector de los contadores del país.