El Gobierno argentino ha convocado al embajador británico para exigir explicaciones por supuesto espionaje sobre las islas Malvinas.

Argentina ha llamado al embajador del Reino Unido, John Freeman, para exigirle explicaciones sobre el supuesto espionaje vinculado con la disputa territorial, y para advertirle de que las empresas petroleras que exploran crudo en la zona de las islas Malvinas serán denunciadas por exploración ilegal, informa 'La Nación'.

A principios de abril Argentina acusó al Reino Unido de llevar a cabo espionaje intensivo con el objetivo de prevenir que el país latinoamericano intente recuperar las islas Malvinas por la vía militar, planes de los que tiene conocimiento gracias a las filtraciones del Edward Snowden. Tras una semana sin respuesta del Reino Unido a estas acusaciones, la cancillería argentina ha decidido exigirlas por la vía diplomática.

Horas antes, la cancillería del Reino Unido había convocado a la embajadora argentina para que explicara algunos comentarios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.