Con un avance del 70% se encuentra el proyecto de instalación de la nueva red semafórica de la capital, la cual incluye un total de 52 intersecciones. Hasta la fecha se ha avanzado en la colocación de estructuras y en la instalación del centro de control, el cual permitirá el desarrollo del sistema que regulará los semáforos inteligentes, los que agilizarán la circulación vehicular de Managua.

El compañero Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua, señaló que para el mes de julio la red semafórica estará finalizada, logrando así descongestionar las vías de mayor tráfico hasta en un 40%, lo que causará un gran impacto en la población, tomando en cuenta que en avenidas principales como la carretera hacia Masaya y la carretera norte, el tráfico vehicular es bastante pesado sobre todo en las horas picos.

“En este momento contamos con un 35% de semáforos colocados, así mismo hemos iniciado la colocación de las vialetas, las que forman parte de la red semafórica, ya que sirven como un indicador, sobre todo para aquellos conductores que no tienen visión del semáforo, además le indicarán al peatón el momento en el que pueden cruzar la vía, así mismo se instalarán pantallas de información en diferentes puntos que nos permiten indicar el estado del tráfico” destacó.

Las vialetas estarán colocadas en las vías, y a través de luces rojas y verdes darán indicaciones a peatones y conductores.

Los semáforos inteligentes estarán conectados a un centro de control, el cual tomará las decisiones con respecto a los tiempos de duración de las luces y el cambio de las mismas.

“En todas las redes semafóricas tenemos censores de tránsito, cámaras de videos y fotográficas que brindan la información necesarias que necesita el centro de control para dar precisamente la luz verde donde más se requiere y de esta manera fluir de manera más rápida” refirió.

En un periodo de treinta días, la comuna estará realizando un proceso de licitación de una etapa complementaria del proyecto que permitirá completar las 52 intersecciones existentes y ampliar diez intersecciones adicionales, dado que el estudio de tránsito realizado reflejó que para optimizar el trabajo instalado se hace necesario agregar más intersecciones.

“El sistema no representará complejidades para los usuarios, más bien permitirá la optimización en los tiempos de espera en las intersecciones, ahora el tiempo de espera en los semáforos será menor, agilizando así la circulación” concluyó.