Aún durante la Semana Santa, los esfuerzos del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, a través del Ministerio de Salud (Minsa) con el apoyo de la comunidad organizada en los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida, estuvieron enfocados en el combate a las epidemias como el dengue, chikungunya, leptospira y malaria, mismos que han dejado como resultado una disminución de casos en comparación con el mismo periodo en años anteriores.

El director de Vigilancia para la Salud, Dr. Carlos Sáenz, aseguró que en el periodo de vacaciones de las familias nicaragüenses, el Minsa continuó desarrollando e intensificando acciones encaminadas a la eliminación y destrucción de criaderos del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya, jornadas en las cuales la población participó activamente, tomando en cuenta que se trabajó en la concientización de la alta responsabilidad compartida de cara a manejar adecuadamente la basura y el agua que se utiliza en los hogares.

“Nosotros tenemos que manejar adecuadamente la basura y también manejar adecuadamente el agua que nosotros utilizamos en nuestro hogar, que debe estar bien tapada y debemos proteger nuestro abate, que eso nos permite que podamos eliminar (el mosquito), que no tengamos larvas, que son una de las fases que el mosquito en su ciclo de vida pasa para convertirse en un mosquito adulto”, enfatizó el funcionario.

La fumigación en aquellos barrios donde se reportaban altas concentraciones de mosquitos, fue otras de las acciones emprendidas por los brigadistas en conjunto con la población, producto de lo cual se ha logrado disminuir el número de casos de dengue y chikungunya.

Sáenz destacó que el esfuerzo desarrollado hasta el momento por la institución y la población debe mantenerse y darle continuidad, dado que el próximo mes llegará el invierno y con ello incrementará la cantidad de mosquitos, sin embargo la eliminación de criaderos que se ha ejecutado con éxito hasta el momento prevendrá la transmisión de estas dos enfermedades.

La institución registra un total de 98 casos de dengue, 81% menos que el año 2014, y entre noviembre del año pasado y marzo de este año se contabilizan 4,100 casos de chikungunya, los que han venido en disminución.

En cuanto a leptospira, el Minsa también ha llevado a cabo una campaña de desratización y educación a la población sobre las medidas para prevenir esta enfermedad, principalmente en las zonas de riesgo como León, Chinandega, Estelí y Chontales, lo que ha dejado como resultados la reducción de casos en comparación con el año anterior, registrando solamente 27 casos contrario a los 34 del mismo periodo del 2014.