Con la entrada en vigencia este miércoles 8 de abril del Código de la Familia, se ratifica que el Gobierno Sandinista y el Estado de Nicaragua, está colocando a la Familia como el núcleo del desarrollo y protagonista del cambio social que vive el país.

El diputado sandinista y vicepresidente de la Comisión de la Familia, Niñez y Adolescencia, Carlos Emilio López, valoró la entrada en vigencia de este nuevo marco jurídico que regula los derechos y deberes de los [email protected] desde una nueva concepción, en la que se reconocen todas las formas de familias, desde los padres, [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected] con capacidades y habilidades distintas.

A partir de la entrada en vigencia del Código de la Familia, cada una de las Instituciones del Estado y particularmente las del campo social, deben promover y proteger a este segmento fundamental de la sociedad.

“Esa visión del gobierno de ubicar a la familia como centro del desarrollo, se reconoció en las reformas últimas a la Constitución Política que dice que la familia es el principio y el fin último de la administración pública, es decir esa práctica de nuestro gobierno ahora se convierte en una práctica estatal y todos los Poderes del Estado debemos de responder a los interés de las familias”, destacó López.

Con la entrada en vigencia del Código de la Familia, se crean nuevas dependencias y figuras, como la Procuraduría Nacional de la Familia (adscrita a la Procuraduría General de la República), se fortalece el Ministerio de la Familia, ya que la norma trabaja dos grandes ejes: el social y el jurídico. En este último, crea los Juzgados Especializados en Familia que verá todo lo relacionado a la familia, como divorcios, matrimonios, pensión alimenticia, patrimonio, vivienda y relaciones madres, padre e hijos.

El legislador explicó que el código trae muchísimas novedades, como el tema de pensión alimenticia, que establece el 25% de los ingresos totales cuando es un hijo o hija, 35% si son dos y 50% si son más de tres hijos/as. Igual la norma establece que en un proceso judicial familiar debe ser prioridad la conciliación, cuando esto no se pueda el proceso debe ser ágil y no debe pasar de 150 días, incluyendo los recursos de apelación o casación.

“Este código protege los derechos humanos de todos los miembros de la familia, de los niños, niñas, adolescente, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad, todas las personas que integran la familia son protegidas por este código”, citó López.

Código promueve modelo de amor

La Procuradora Especial de la Niñez y Adolescencia, Martha Toruño, valoró que el Código de la Familia, viene a ser un marco o complemento importante para la realización de los derechos de la niñez, porque viene a regular las relaciones familiares internas y externas de los niños y niñas.

Recordó que el código viene a prohibir de plano, cualquier tipo de agresión o violencia hacia los menores, porque se ha comprobado que la formación de valores brinda mejores resultados en la educación.

“Cuando se plantea que es ilegal, que ya no se permite el maltrato a la niñez dentro del ámbito familiar, entonces tenemos un clima más propicio para poder desarrollar esos otros métodos de crianza que hemos estado promoviendo, es el marco idóneo para una nueva cultura de buen trato”, señaló Toruño.

El Secretario General de ANDEN, compañero José Antonio Zepeda, indicó que esta nueva norma también promueve la restitución de derechos, particularmente en el campo educativo, pues ratifica que cada miembro de la familia tiene derecho a recibir educación.

“La aprobación de este Código de la Familia viene a determinar lo que ha planteado nuestro gobierno, que el núcleo de toda la sociedad nicaragüense es la familia y que alrededor de la familia tiene que girar todo lo que significa restitución de derechos y participación directa, en ese sentido establece claramente la obligación que tiene la familia de garantizar los estudios para los niños, establece la obligación que tenemos como educadores de garantizar una excelente calidad educativa y promover los valores, el respeto y formación en familia”, dijo Zepeda.