La mañana de este lunes 6 de abril, el Ministerio de Salud (Minsa), brindó un informe de las atenciones brindadas a la población nicaragüense durante el periodo de Semana Santa, en el marco del Plan Verano Nicaragua Nuestra 2015, mismo que fue calificado como exitoso por autoridades de esa entidad estatal.

El Dr. Carlos Sáenz, director de Vigilancia para la Salud, explicó que el personal del Ministerio en conjunto con el Movimiento Ambientalista Guardabarranco y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida, desarrolló grandes esfuerzos para cumplir con las acciones propuestas en el Plan y de esa manera garantizar la mejor atención médica a las familias veraneantes.

Sáenz detalló que se logró sobrepasar las metas propuestas en los tres componentes del plan, desde el control de calidad del agua, inspecciones higiénico-sanitarias y la atención a la población en los mecanismos de organización en los 435 centros recreativos a nivel nacional donde la institución brindó cobertura.

“Hasta este momento sobrepasamos en más de dos veces (la toma) muestras de control de cloro residual en aguas en las piscinas que estaban en todo el país, de tal manera que se hicieron 3,568 muestras y también se tomaron muestras de cloro residual en aguas de consumo humano, en las que sobrepasamos en más de tres veces lo que teníamos previsto con 26,913 muestras”, indicó el funcionario del Minsa.

Añadió que también se realizó la toma de 3,887 muestras bacteriológicas en aguas de los centros recreativos y de consumo humano, así como para vibrio cólera.

Según Sáenz, con el apoyo de los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida y el Movimiento Ambientalista Guardabarranco se desarrollaron 792 jornadas de higiene y limpieza, se distribuyeron 46,145 litros de cloro, se eliminaron 4,787 basureros ilegales en las distintas playas del país, se erradicaron 177 mil 776 criaderos de zancudos, se fumigaron 1,755 viviendas y se instalaron 6,946 depósitos de basura en todos los balnearios del territorio nacional.

Inspecciones higiénico-sanitarias

Por su parte, la Dra. Martha Reyes, directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, aseguró que en lo que se refiere al control y calidad de los alimentos durante la Semana Mayor y los días previos se realizaron 2,364 reuniones para capacitar a un total de 13 mil 154 manipuladores de alimentos, se actualizaron 3,721 licencias sanitarias permanentes y 1,954 licencias temporales, además del aseguramiento del personal que trabaja en los diferentes expendios de comidas y bebidas emitiendo 18 mil 481 certificados de salud.

Reyes afirmó que como parte de ese proceso de vigilancia higiénico-sanitaria se decomisaron 41 mil 522 diferentes alimentos de consumo humano para prevenir el riesgo a la población, se garantizó la inspección a 435 balnearios donde se brindó cobertura en los distintos aspectos que tenían que ver con la seguridad del alimento y la calidad del agua.

Más de 8 mil consultas en 265 puestos móviles

El director de Servicios de Salud, Dr. Carlos Cruz, señaló que durante este periodo de reflexión religiosa y de vacaciones de las familias nicaragüenses se brindaron 8,397 consultas en los 265 puestos móviles instalados a nivel nacional, en los cuales se atendieron personas con infecciones respiratorias agudas, pacientes con enfermedades crónicas, infecciones diarreicas, 42 intoxicaciones alcohólicas y 22 intoxicaciones alimentarias.

“Para todo esto contamos con la participación de miembros de los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida, de los cuales en la cobertura a todos estos puntos participaron 2,735 compañeros, también en los puestos móviles participaron 3,720 trabajadores de la salud y teníamos el respaldo del personal de todos los hospitales del país y el personal de los centros de salud que laboraron 24 horas.

En lo que respecta a fallecidos por sumersión, el Dr. Cruz explicó que durante este periodo de vacaciones se registraron 34 personas que perdieron la vida en los distintos balnearios, entre los cuales destacan 9 en el departamento de Managua; ocho en las Minas y Zelaya Central, nueve en Matagalpa, Rivas y Masaya; seis en Jinotega, Río San Juan y Madriz; dos en los departamentos de Chinandega y Carazo.

Es importante señalar que a través de las líneas directas del Minsa se resolvieron 92 problemas presentados por la población nicaragüense sobre la solicitud de ambulancias para traslado de pacientes heridos o lesionados, enjambres de abejas, casas que necesitaban ser fumigadas, manjoles que estaban destapados y charcas.