Autoridades de Cruz Roja Nicaragüense (CRN) brindaron detalles de las atenciones brindadas durante las vacaciones de Semana Santa en los distintos balnearios del país.

La institución hizo presencia en 128 balnearios, apoyándose de 1,514 voluntarios en 212 puestos de socorro.

La compañera Maritza Vargas, jefa del cuerpo de socorristas de Nicaragua, informó que en total se prestaron 14,340 servicios; 12,927 servicios de labor preventiva; 240 personas rescatadas con vida; 13 rescatados sin vida y 325 servicios de ambulancia a nivel nacional.

Otras atenciones brindadas por la institución de socorro fueron 30 servicios por quemaduras, 14 por intoxicación alcohólica; 2 por intoxicación alimentaria; 25 atenciones a personas picadas por rayas; 56 por quemadura de medusa; 28 por accidentes de tránsito y 67 traslados de la playa al hospital.

“Para los próximos dos fines de semana, Cruz Roja Nicaragüense siempre va estar desplegando al termino de finiquitar el plan playa como tal, siempre Cruz Roja trabajando para proteger, salvaguardar la vida de todos los veraneantes que van a los diferentes balnearios”.

Recordó que los datos brindados sobre las personas fallecidas, quizá no corresponda al número que maneja la Policía Nacional, esto debido a que CRN sólo cubre 128 balnearios, habiendo decesos en centros donde no hay presencia de esta institución.

En relación al año anterior, Vargas indicó que hubo un incremento, siendo en el 2014 la cifra de 10 fallecidos, tres menos que en el 2015.

“Los motivos de este incremento es la falta de prevención que hacen los ciudadanos nicaragüenses que ingieren licor, padres que dejan desatendidos a los niños o que se van fuera de lugares atendidos por Cruz Roja”, aseguró.

Los balnearios que reportaron fallecidos son la Laguna de Apoyo, Poneloya, Trapiche, Xiloa, Poza Mayzama, poza el Limón, Lago de Apanás y río Zapote.

Por su parte, el Doctor René Berrios, director del servicio nacional de sangre, manifestó que durante toda la Semana Santa, se han entregado 1650 productos sanguíneos a más de 60 unidades de salud.

“Esto incluye paquete globular, plasma fresco congelado y concentrados de plaquetas. Tuvimos unas 300 donaciones de sangre en estas vacaciones, cubriéndose así toda la demanda hospitalaria y emergencias que se fueron presentando”, finalizó.