El Parque Luis Alfonso Velásquez Flores, que en su interior ha dedicado un espacio para que los más pequeños se refresquen, se convirtió este fin de semana en una opción para las familias capitalinas que durante la Semana Santa prefieren no salir de la ciudad.

Los mimados de la casa, en compañía de sus padres, visitaron este sábado el parque Acuático que el Gobierno Sandinista ha creado para que puedan vivir la sensación de darse un buen chapuzón sin exponerse a los riesgos que en algunas ocasiones representan las playas y lagunas, además de encontrarse a buen resguardo de los rayos solares.

Lorena García Flores aseguró que poco acostumbra a visitar las playas durante esta temporada y que el Parque Acuático ha venido a ser un sustituto para que sus cuatro hijos puedan darse un baño sin tener que preocuparse porque estos vayan a sumergirse en aguas profundas o sufrir algún tipo de insolación por la prolongada exposición al sol.

“Es muy bonito el lugar, los niños se están divirtiendo y es más fácil para nosotros vigilarlos mientras se bañan porque no tenemos que estar pensando que correrán algún peligro”, manifestó Marisela Gómez Rodríguez.

Este sitio de esparcimiento familiar ha sido calificado por los padres y madres de familia como un sitio muy seguro y tranquilo, donde ellos pueden disfrutar de la tranquilidad de leer un buen libro, sostener una amena conversación o degustar de una deliciosa bebida o comida mientras sus pequeñines corretean de un lado a otro en búsqueda de ser alcanzados por el agua que emana de las fuentes en animación.

"Como familia estamos disfrutando de todo el esplendor del parque, los niños ya se subieron a los juegos infantiles y ahora se están dando una bañadita”, dijo Danilo Morales, quien también destacó que mientras sus hijos juegan en el parque Acuático ellos los vigilan muy tranquilos sabiendo que en este sitio hay mucha seguridad.

“Es muy seguro, los niños juegan seguros y nosotros estamos tranquilos sabiendo que no corren ningún peligro”, comentó Mirna Alvarado.