Autoridades de salud en el municipio de Bluefields atendieron a 12 personas que sufrieron quemaduras debido al contacto con medusas cuando veraneaban en el Puerto del Bluff.

Según la compañera Guadalupe Hernández Soza, secretaria política regional, los afectados presentaban quemaduras en la piel y un adormecimiento en las extremidades inferiores, luego que fueron picados por las medusas.

El reporte indica que las “Fragata Portuguesa” nombre científico por el cual se le conoce a las medusas no son una especie común en las aguas del Caribe Sur, pero había más de 20 especímenes en la orilla de la playa del Bluff.

A raíz del incidente, equipos de rescate e instituciones que acompañan a las familias para que disfruten con seguridad, brindaron recomendaciones a los bañistas.

También se señala que en los demás municipios del Caribe Sur no se ha reportado incidencias por la misma causa.

Las autoridades han explicado que las medusas se suele encontrar en mar abierto en todas las aguas cálidas del planeta, en especial en las regiones tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico e Índico, así como en la corriente del Golfo atlántica, pero debido al cambio climático es posible que aparezca en otras zonas.

“Tiene tentáculos provistos de cápsulas urticantes denominadas cnidocitos que pueden paralizar a un pez grande y afectar seriamente al ser humano. Estas cápsulas, ante el estímulo apropiado, liberan un filamento hueco espiralado de un único uso llamado nematocisto, que puede ser de distintos tipos: simples ventosas, prolongaciones largas de los tentáculos que se enrollan alrededor de la presa, y púas o espinas que pueden inyectar una toxina proteínica que paraliza a la presa”, describen artículos científicos en Internet.