Un total de once personas fallecidas por ahogamiento es el dato que brindaron autoridades de Cruz Roja Nicaragüense durante la presentación del informe preliminar este viernes santo.

Los fallecidos en su mayoría son jóvenes y niños, los que producto de la ingesta de alcohol y la falta de tutela de los padres se vieron involucrados en tan fatal desenlace.

Además los guarda vidas han brindado otros servicios como labores preventivas, rescates, asistencia pre hospitalaria a pacientes presentando cuadros de intoxicación alcohólica y alimenticia, así como la presencia de ambulancias en las carreteras, sobre todo en las garitas de los municipios.

“Estamos brindando cobertura en las playas y carreteras, sobre todo en las principales salidas de los departamentos, este año contamos con mil 514 voluntarios, los que han brindado siete mil 43 servicios, lamentablemente hemos efectuado la recuperación de once cuerpos ya sin vida en balnearios como el Trapiche, Xiloá, Laguna de Masaya y en otros centros a nivel nacional, así mismo hemos rescatado con vida a 124 personas solo en los días jueves y viernes santo” añadió el presidente de Cruz Roja Nicaragüense, Oscar Rodríguez.

Este año, lo más alarmante para los miembros de dicha institución es el fallecimiento de varios menores por ahogamiento, señalando que la responsabilidad de los padres es fundamental para evitar situaciones como las registradas.

“Consideramos que las causas más comunes de ahogamiento este años al igual que en años anteriores es la falta de responsabilidad por parte de quienes se introducen al agua en estado de ebriedad y sobre pasan los límites de playa establecidos, así mismo, los niños que se han ahogado ha sido debido a la falta de pericia de los padres, al dejarlos solos en el agua y no tener control de ellos” añadió Rodríguez.

Por su parte la Jefa Nacional de Socorristas, Maritza Vargas, brindó algunas recomendaciones a las familias que se dirigirán a los diferentes balnearios, esto con el objetivo de evitar incidentes y disfrutar realmente de la temporada.

“Es necesario que la población colabore con nosotros, que tengan en cuenta lo que les orientamos ya que no basta con el esfuerzo que realizan nuestros socorristas, hay que trabajar en conjunto para que al finalizar la temporada tengamos menos ahogado y víctimas de otros incidentes.

Pedimos a todos a respetar los límites de playa, darnos espacios a la hora de efectuar los rescates y no exponerse a espacios que representen peligro” concluyó.