El almíbar más grande del mundo fue repartido por séptima ocasión en el Puerto Salvador Allende. Fueron unas 10 mil personas las que este Viernes Santo tuvieron la oportunidad de probar el postre tradicional

Para realizar el platillo se requirieron más de 15 mil jocotes, 10 mil mangos, cocos, grosellas y 150 atados de dulce, según informó Fernando Barrios, vicegerente del Puerto Salvador Allende.

El almíbar fue elaborado por un equipo de más de 30 trabajadores del puerto, iniciando a trabajar desde el jueves desde horas tempranas de la madrugada, agregó el funcionario.

La salvadoreña Roxana Arias destacó la vistosidad de este tipo de actividades realizadas en el Puerto Salvador Allende y de las otras similares llevadas a cabo por el gobierno sandinista para garantizar la recreación de las familias.

“Yo soy artesana y casi siempre la Semana Santa la paso aquí y soy tradicional y me gustan los platillos tradicionales de todos los lugares. Me parecen excelentes estas iniciativas, las familias necesitan recreación”, dijo Arias, agregando que no pudo usar los buses que el gobierno puso a disposición de las familias para viajar a los balnearios, pero que abordaría el Crucero Meyer’s Xolotlán al terminar de probar el almíbar.

“Está bien porque hay personas que no viajamos a las playas y podemos venir a dar una vuelta”, afirmó Claudia Castillo quién se hizo acompañar de sus dos pequeños hijos.

Reyna Dávila Reyes que acudió por segunda vez a la actividad realizada por el puerto indicó que una vez más sus expectativas fueron cumplidas. “Que se sigan haciendo siempre estas actividades para las familias nicaragüenses y que vengan a probar el almíbar”, manifestó.

El almíbar más grande del mundo fue amenizado por números culturales, premios y diversas actividades recreativas. Una actividad similar a esta se desarrolló también en San Rafael del Sur, impulsada por la Empresa Portuaria Nacional y la alcaldía municipal, donde otras mil porciones serían repartidas entre los asistentes.