Los fieles católicos que participaron en el Vía Crucis del Viernes Santo destacaron la presencia de los efectivos policiales que resguardaron en todo momento la conmemoración de la pasión de Cristo.

Del mismo modo valoraron los esfuerzos del Gobierno Sandinista, a través de la Policía Nacional, por garantizar la seguridad a las familias que han participado de todas las festividades religiosas de la semana mayor.

“Hay bastante seguridad, está bien protegida la población. Está creciendo la fe hoy en día, cada vez más gente además que hay bastante seguridad”, dijo Auxiliadora Ortiz.

La fiel devota Juana Madrigal, procedente de Carazo, participa ininterrumpidamente de las celebraciones católicas, aún así esté en otro departamento del país.

Madrigal señaló que gracias a la seguridad policial puede participar con la confianza necesaria de las actividades religiosas. “Así uno se siente seguro y anda caminando con la fe y anda seguro y protegido”, dijo.

“Ha estado siempre la Policía. Ya tiene sus 4 años de estarse dando esto, es algo bueno la seguridad y también se mantiene (la Policía) en la iglesia”, expresó el católico Carlos Reyes.

Perfecto orden

Por su parte la Primer Comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera, manifestó que durante el Vía Crucis todo marchó en perfecto orden.

“Gracias a Dios y al fervor del pueblo de Managua esta actividad de la Sangre de Cristo ha estado en perfecto orden y no tenemos nada que lamentar, todo ha estado en perfecto orden con mucho fervor y devoción”, expresó.

De la misma manera, Su Eminencia Reverendísima, el Cardenal Leopoldo Brenes, valoró los esfuerzos de la Policía Nacional con los planes de seguridad implementados en todo el país, particularmente haciendo referencia al plan estratégico para reducir accidentes de tránsito.

“Yo me he unido a los sentimientos y a las orientaciones que nos ha dado la Policía Nacional, porque también yo soy conductor y creo que una de las cosas es la prudencia. Yo he querido llamar a todos los conductores a la prudencia, porque el que va conduciendo un vehículo lleva una gran responsabilidad, para consigo mismo y responsabilidad para con las personas que van a su lado”, expuso.

El despliegue de la policía nacional ha sido permanente para garantizar la seguridad de las familias que participan en las actividades religiosas. Solamente para el Vía Crucis de Managua, unos 800 efectivos policiales fueron desplegados en las vías alternas de la procesión y a pie durante el transcurso de la misma.