Centenares de personas, nacionales y extranjeros disfrutan de las vacaciones de Semana Santa en las playas de Pochomil y Masachapa ubicadas en San Rafael del Sur.

Karina Beltrán, turista norteamericana, quien llegó acompañada a Pochomil con 50 amigos y amigas, aseguró que la seguridad que brinda la Policía Nacional es lo que más le ha llamado la atención.

“Estoy sorprendida porque me siento bien segura. Hoy que veníamos los policías nos revisaron el bus para ver si no traíamos nada y se ve que estamos seguros”.

Sobre la playa, resaltó que “Es la primera vez que vengo y está lindo porque allá en California no tienen caballos y acá sí y están lindos”.

La niña Sharon Vásquez, dijo que “es divertido porque la pasamos en familia y con estos calores esto está bueno. Le digo a los niños que pueden venir a divertirse con toda la familia”.

En Masachapa, la gente disfruta del sol, la arena y las olas, en un ambiente lleno de música y comida.

“Vengo de Nueva York, ya he venido y casi ni me acuerdo porque tenía rato de no venir, pero la arena me ha encantado”, dijo Amparo Mendoza.

Los turistas nacionales y extranjeros, destacaron la seguridad que les transmite al ver a los agentes policiales, y además poder viajar a través de la conocida Carretera Vieja a León en excelentes condiciones.

“Cuando venía me gustó el cambio porque hay bastante seguridad, la carretera está bien, otras veces había venido y estaba dañada y ahora está buena y hay muchos policías y eso es bueno”, señaló Mendoza.

La señora Aura Calero, manifestó que Masachapa “Es un lugar sano, seguro y lo estoy disfrutando este día, desde un inicio porque vi que la Policía venía muy atenta, que los policías venían bien, la playa está limpia y está muy ordenada, la gente parece que está haciendo caso a las campañas de limpieza”.

Cruz Roja pendiente de la población veraneante

Jamileth Andino, Jefe de primeros auxilios de la Cruz Roja en Masachapa, afirmó que no se han reportado incidencias de consideración en el populoso balneario.

Sobre la incidencias presentadas en la mañana de este Jueves Santo, explicó que “En lo que es el balneario Masachapa sólo se ha atendido a una persona por picadura de raya, a como se le conoce popularmente”.

Enfatizó que siempre les recuerdan a las personas que “Si no saben nadar que no se introduzcan en las profundidades del mar, no dejen a los niños solos, que los dejen al cuidado de una persona adulta y que si comen alimentos que esperen una hora para introducirse al agua nuevamente”.

La Cruz Roja cuenta con diez primeros auxilios y ocho guardavidas para atender a la población.

Prestadores de servicios destacan buenas ventas

Uno de los atractivos de Pochomil y Masachapa para los veraneantes, es montar a caballo, servicio que es ofrecido por habitantes de la zona, quienes cobran 50 córdobas la media hora y 100 córdobas la hora.

El comercio popular está aprovechando estas fechas donde la clientela es mayor junto con las ganancias.

Sobre las ventas, Silvio Moises Arias, vendedor de gafas de sol, manifestó que “Está buena, hay movimiento y esperamos que este fin de semana se llene y vamos a reponer lo del otro año que por los sismos no pudimos vender mucho”.

“Tenemos pollo con papas a 50 córdobas, papas con queso a 30 córdobas y las pupusas a 20 córdobas, estos como puede ver son precios accesibles”, dijo Marbelli Hernández.

Por su parte, Gloriselda Briceño, detalló que “Estamos ofreciendo las tajadas con queso, pollo con tajadas, pescado frito, el precio del pescado es de 100 córdobas con su arroz, ensalada, salsa y tajada y lo otro a 50 y 20 córdobas y las ventas han estado bien gracias a Dios para mí”.

Presencia de agentes policiales en balnearios

El comisionado Walter Artola, jefe de centro de Pochomil, indicó que “Ha habido una afluencia bastante importante tanto en vehículos livianos como en buses. Hasta el momento no se ha dado ninguna incidencia de relevancia en Pochomil”.

“La Policía queremos que las familias nicaragüenses vivan en paz y tranquilidad, y así lo quiere nuestro gobierno, por eso les decimos que si vienen a pasear que eviten tomar licor y cuiden a los niños, no se exceden en las velocidades”.