La alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, han anunciado en rueda de prensa este jueves un acuerdo por el que Irán se compromete a la utilización civil de las instalaciones nucleares iraníes a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados.

El documento leído por Mogherini (en inglés) y Zarif (farsi) desde Lausana (Suiza) contempla la transformación de las instalaciones nucleares de Fordow en un laboratorio de investigación física en las que no habrá material fisible. El acuerdo alcanzado entre Irán y el conocido como Grupo 5+1 -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania- será posteriormente refrendado en el Consejo de Seguridad de la ONU, informa Ep.

Según Mogherini, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) someterá a una votación el acuerdo final sobre el programa de energía nuclear iraní.

Por su parte, Zarif afirma que según el acuerdo alcanzado entre Irán y Grupo 5+1, la planta nuclear de Natanz será la única que se destinará para el enriquecimiento de uranio en el país persa.

Asimismo ha declarado que Irán enriquecerá el uranio en su territorio y producirá combustible nuclear para uso industrial.

También ha asegurado que las dos partes han llegado a un acuerdo para que el CSNU levante sus sanciones impuestas contra el país persa.

De igual manera ha añadido que la planta nuclear iraní de Fordo se rediseñará a fin de convertirla en un centro de investigación física nuclear.

Zarif ha indicado que Teherán sigue comprometido a cooperar con la AIEA.

El canciller persa ha subrayado que Irán reducirá su parque de centrifugadoras para enriquecer uranio de 19.000 a 6000.

Además, ha señalado que tras un pacto final entre Irán y el Sexteto serán anuladas todas las resoluciones del CSNU sobre el programa iraní de energía nuclear.