"Conversamos con ellos y nos ratificaban que es un golpe de Estado y que no reconocen a un presidente diferente" a Fernando Lugo, sostuvo la periodista.

Asimismo, los dirigentes sociales destacaron que a partir de este lunes se van a comenzar a movilizar y "ha plantearse una estrategia frente a un nuevo Gobierno, que ellos consideran, abiertamente de derecha".

La periodista informó que en la capital paraguaya, Asunción, amaneció con un clima de normalidad, incluso "en las adyacencias del Congreso Nacional, del Palacio de los López".

"Quizá obedece porque ayer (viernes) las fuerzas del Movimiento Nacional Paraguayo se desconvocaron frente al Congreso Nacional y se encuentran en un c{onclave reunidos para lanzar una nueva estrategia de resistencia popular".

Por otro lado, señaló que de Fernando Lugo "es de quien tenemos menos información. Sabemos que después de su destitución se dirigió a la Casa Presidencial", donde vivió mientras ejercía la jefatura de Estado.

Posteriormente, se dirigió a su vivienda personal en Lambaré, ciudad adyacente a Asunción, donde fue recibido por sus vecinos con aplausos. "No tenemos más información de lo que ha desarrollado en su agenda", puntualizó Huerta.